Sucesos

Por temor al JEM y a redes sociales, jueces y fiscales abusan de prisión

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, la prensa y las redes sociales presionan a los jueces y fiscales, por lo que la prisión preventiva se aplica como modo de supervivencia, según los juristas.

“Temor al factor mediático y al JEM”

El ex juez Miguel Tadeo Fernández dijo que los factores para la aplicación de la prisión eran varios, pero el temor influye en jueces y fiscales.

“Yo creo que los factores de la aplicación de la prisión son varios. La falta de independencia del magistrado por temor al factor mediático y por temor a su enjuiciamiento”, sostuvo. Los citó como factores extrapenales por las que se abusa de la prisión.

”Los fiscales solicitan prisiones preventivas sin fundamento. No están motivados y el magistrado es el que debe analizar la situación de cada procesado conforme lo establece la ley”, aseguró.

Indicó que para que se den el peligro de fuga o la obstrucción de la pesquisa, el procesado tuvo que haber tratado de fugarse o intentado hacerlo, lo que implica que no va a estar sujeto al proceso, pero estos fundamentos deben tener verosimilitud.

Argumentó que en el caso de la obstrucción debe ser una diligencia concreta y no en forma genérica.

Citó su tesis de maestría sobre la Eficacia y garantía de la prisión preventiva en los juzgados penales de la capital, y en ese trabajo hay una demostración de que se abusa de la prisión por un sinnúmero de factores.

Alegó: “El juez no está ajeno a leer un diario, ver la televisión, o el noticiero, o las redes sociales. Siempre pretendemos cumplir con un rol comunitario y en eso se excede con la prisión en forma abusiva”. Dijo que aún no se abandonó el sistema inquisitivo.

“Es un grito de sobrevivencia...”

El abogado Adolfo Marín, ex fiscal, opina que los jueces y fiscales se sienten intimidados por la opinión pública y por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados a la hora de dictar sus resoluciones sobre la prisión preventiva.

“Se está imponiendo como regla la aplicación de la prisión preventiva y no como una cuestión excepcional. Si bien no descubro nada nuevo, lo que habría que analizar con mayor profundidad son los motivos por los que los jueces adoptan esta actitud“, refirió Marín.

“Mi opinión es que, en gran parte, se sienten intimados o presionados por la opinión pública y eventualmente por las actuaciones del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados”, acotó Marín.

“Si bien ambas situaciones colisionan entre sí, lo que se debiera esperar es que al Juzgado no le tiemble el pulso a la hora de dictar resoluciones ‘impopulares’. Esa ya es una circunstancia de carácter personal de muchos magistrados”, explicó.

El profesional del Derecho remarcó: “Pero, probablemente, tiene su origen en la forma de selección y de elección en donde casi todos ellos tienen que deambular cada cinco años y granjearse la atención de diversos sectores políticos”.

Añadió que “con lo cual es muy difícil que tengan la tranquilidad suficiente y no mirar de reojo la estabilidad en el cargo. Entonces, cada resolución es probablemente un grito de sobrevivencia...”.

“Citan alegremente peligro de obstruir”

El abogado Ricardo Preda señaló que “instituciones como el JEM les aprietan a los fiscales. Algún periodista publica y el Jurado reacciona, por lo que muchas veces se da por supervivencia y por miedo a perder sus cargos”.

Explicó que “el pedido de la prisión se volvió total y absolutamente absurdo. La misma se funda en dos hipótesis: Peligro de fuga o de obstrucción, y además tiene que ser un hecho punible grave”.

“Últimamente, se ven pedidos de prisión en hechos punibles que ni siquiera tienen dos años de medidas privativas de libertad como máximo, como por ejemplo el tema de la violación de la cuarentena, con un marco penal de 18 meses se pide prisión, es algo irregular. Y claramente se usa como una pena anticipada”, apuntó.

“Y el tema del peligro de obstrucción, que según la ley debe ser un acto concreto de la investigación. En la práctica se ve que los fiscales hablan en manera abstracta. En un caso leí que la Fiscalía, que porque él es un diputado, había peligro de obstrucción”, sostuvo Preda.

Ejemplificó que sí se podía ocultar un documento, pero cuando la Fiscalía incauta el mismo ya no puede obstruir la pesquisa. “Los fiscales alegremente citan el peligro de obstrucción en abstracto”.

Sobre la prisión preventiva dijo que debe ser aplicada con fines procesales, porque si no, es pena anticipada. “Siempre critico, aunque no estoy en desacuerdo con la prisión, sí con la mala aplicación en Paraguay“, dijo.



Dejá tu comentario