País

¿Por qué un sistema tan inhumano se mantiene?

 

Hasta hace pocos años un buen número de países de América Latina lograron disminuir sensiblemente las desigualdades apoyando el poder económico y político de los sectores populares en lugar de ponerse al lado de los poderes empresariales.

Esta afirmación es de Marta Harneker, quien enseguida se pregunta: “¿Por qué hoy la izquierda está a la defensiva?. ¿Por qué y cómo, después de imponer su hegemonía al conjunto de la sociedad, la ha perdido?”.

Y nos coloca ideas para pensarlas y encontrar una solución.

Influyen en las políticas neoliberales el gran capital financiero internacional, EEUU con su gran poderío mediático y militar etcétera, etcétera...

Y lo que es peor: Todas estas fuerzas no han solucionado la mala situación de las grandes mayorías. Todo lo contrario. Han aumentado la miseria y la exclusión social, mientras las riquezas se concentran cada vez en menos manos. Y sin embargo, repetimos, este estado tan inhumano se mantiene y crece.

Leamos ahora el aporte de Marta Harneker.

“Un sistema tan injusto e inhumano solo logra mantenerse porque sufrimos una pesada carga cultural: una cultura individualista del sálvese quien pueda; una cultura paternalista, que nos ha acostumbrado a esperar del Estado las soluciones en lugar de organizarnos y luchar por conseguirlas; una cultura consumista, que nos lleva a pensar en que si tenemos más somos mejores, en lugar de sentirnos mal por tener tantas cosas superfluas....

Y lo peor –como dice el investigador chileno, Carlos Ruiz– es que los sectores burgueses han logrado sembrar sus valores y generar una amplia aceptación popular del orden social capitalista. Es decir, han logrado la dirección cultural sobre la sociedad y por ello han logrado gobernar por consenso más que usando el látigo.

Su propaganda suele estar tan bien elaborada que no solo logra crear necesidades artificiales, sino que también logra ilusionar a importantes sectores”.

Otro día seguiremos.

Dejá tu comentario