Interior

Policía interviene fiesta clandestina en el barrio Sinuelo de Santa Rita

La denuncia fue realizada por vecinos del local bailable, que expresaron su preocupación por la aglomeración de personas. Intervino la Policía Nacional y la Fiscalía dispuso el cierre del local.

Vecinos preocupados denunciaron la aglomeración de personas dentro de un local de eventos en el barrio Sinuelo, ubicado en el centro urbano de la ciudad de Santa Rita, localidad distante a 70 kilómetros de la capital departamental, al sur de Alto Paraná.

Agentes de la Comisaría 18 intervinieron una fiesta clandestina que reunió a entre 150 y 200 personas. El hecho se registró alrededor de las 23:00 en un local denominado Las María y Olympus.

Tras recibirse la denuncia, personal de servicio externo a bordo de la patrullera, móvil 183, se trasladó hasta el lugar y constató que aproximadamente entre 80 a 100 vehículos se encontraban estacionados frente y al costado del local. Los agentes dialogaron con Luenghel Reder Dos Santos, quien se presentó como el responsable del evento. El hombre defendió la actividad señalando que se estaba respetando el protocolo sanitario. Empero, la Policía local pudo constatar una gran cantidad de personas bailando en el lugar.

Se le recordó que siguen vigentes el Decreto presidencial 5160, que establece restricciones de circulación en el horario comprendido entre las 00:00 y las 05:00, y la Ley 6699, por la cual se dispone el uso obligatorio de mascarilla.

Se comunicó el procedimiento al agente fiscal de turno, el abogado Orlando Quintana, quien dispuso que se invite a todas las personas a que se retiren del lugar y que el organizador cierre el local.

RECURRENTE. Se trata de un problema recurrente en el departamento. En Santa Rita, junto con los municipios del área metropolitana, conformada por los distritos de Ciudad del Este, Minga Guazú, Hernandarias y Presidente Franco, se concentra la mayor cantidad de infectados y muertos víctimas del Covid-19. A esta lista de municipios se sumó la semana pasada el distrito de Itakyry, donde en menos de 24 horas detectaron focos con cerca de 80 casos. El intendente municipal, el médico Miguel Soria, culpó a las fiestas clandestinas como las responsables de la aparición de muchos casos en el distrito, por lo que conformaron una comisión interinstitucional de trabajo para hacer frente al problema.

Alto Paraná se encuentra en meseta alta con todos los servicios saturados y con más de 20 personas esperando por acceder a una cama de cuidados intensivos. En total, de acuerdo al último reporte de la Décima Región Sanitaria, el departamento orilla los 2.000 casos activos, con 697 fallecidos y un total de 19.011 infectados desde que se inició la pandemia.

Se encuentran en el Hospital Integrado Respiratorio (Ministerio de Salud-Instituto de Previsión Social) un total de 46 personas en camas de UTI (100 por ciento de la capacidad), 67 en sala de internados, de los cuales 8 están intubados, 14 en espera de internación. En tanto en Pabellón Respiratorio del Hospital Regional de Ciudad del Este se encuentran internados 45 pacientes (100 por ciento de las campas disponibles), 12 de ellos con asistencia respiratoria mecánica, 25 pacientes con máscara respiratoria, 7 pacientes con cánula nasal, 2 con cánula nasal de alto flujo, 2 con oxígeno y 3 en RAC. Mientras en Unidad de Terapia Intensiva en sanatorio privado, por convenio con el Ministerio de Salud, se encuentran internados 4 pacientes.

Dejá tu comentario