País

Plantean modificar  ley para que el Cones funcione "de forma neutral"

La composición del ente rector de la educación superior vuelve a ponerse en debate ante el caos por la cantidad de ofertas sin control. Piden que "gente de excelencia académica" dirija el Cones.

La conformación del Consejo Nacional de Educación Superior (Cones) vuelve a estar en tela de juicio, ante el caos generado por la ingente cantidad de ofertas académicas que operan sin control.

Un informe de la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación (Aneaes) puso en evidencia que existe más de un centenar de carreras de la salud que operan sin someter sus ofertas a los filtros de calidad mínima: Evaden o abandonan dicho proceso.

En tanto que la reglamentación de la Ley N° 4995 de Educación Superior dicta que si esto pasa tres veces seguidas, el Cones debe intervenirlas con posibilidad de cierre. Sin embargo, a la luz de estos hechos y para evitar una posible “clausura masiva” de carreras, el ente rector concedió una última oportunidad a las instituciones para ponerse en regla y presentarse ante la agencia.

“Si entramos en esta flexibilidad con unos, se tomará como una inobservancia de las prerrogativas. Los órganos rectores no deben actuar con el corazón”, manifiesta el Dr. Jorge Rodas, docente e integrante del Círculo Paraguayo de Médicos (CPM).

En este contexto, se reflota el debate sobre quiénes conforman el Cones. Y son las mismas autoridades y representantes de las universidades e institutos superiores que, en este caso, se “autocontrolan”. Es por esto que algunos referentes de la educación universitaria plantean la necesidad de reformular la norma señalada para dotar de “neutralidad” al órgano regulador. Como gremio requirieron –en febrero último- al Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) que realice una auditoría académica del ente regulador, a raíz del caos en la formación profesional médica. “Nadie se anima a intervenir el Cones; demostramos que tiene unas debilidades tan importantes que amerita una auditoría académica. A partir de ahí, vamos a tener la conclusiones para decir que el Cones podría funcionar con una comisión de académicos”, señala.

Para el médico, quien fue superintendente de Salud, “si no independizamos al Cones y a la Superintendencia, vamos a seguir con lo mismo”. Esto supone que el órgano regulador “se vuelva un órgano neutral, tipo la Aneaes”.

Corporativismo. El sociólogo José Carlos Rodríguez coincide en que “personas con competencia académica”, y con independencia de las instituciones a controlar deben liderar el Cones y “no directivos o dirigentes de universidades”. “No podés tener una autoridad que se autogobierne. Autonomía universitaria hay, pero que se auto-controlen no es correcto. Un control estatal de la universidad no puede ser la misma universidad o las universidades”, apunta. Rodríguez formó parte del proceso de modificación de la normativa citada, hace poco más de una década. Y entiende que la Ley 4594/13 no cambió la “realidad caótica”.

El problema –dice- es el régimen corporativista que viene de la época de los 40, donde las universidades se autogobiernan. “Ese es un problema porque no es seguro porque son juez y parte; surgen universidades de primera y de segunda. Entonces, eso no es lo ideal para nada”, refuerza.

A su criterio, “no queda más remedio que descorporativizar” el Cones. Insiste en que del control de las universidades e institutos superiores debe ocuparse “gente de excelencia académica y que no sean dirigentes” de entidades educativas, sean estas del sector público o privado.

actual composicion del organo rector.png

De inmediato hay que modificar la ley porque conforman (el Cones) los mismos regulados. Los regulados regulan. Dr. Jorge Rodas, integrante del CPM.

Dejá tu comentario