Política

Pidieron a Rivas documentos para “limpiar” a su esposa

 

En momentos en que la Junta Municipal de Ybycuí presionaba, tras una fugaz nueva mayoría, para que se presenten documentos respaldatorios de las obras, el diputado colorado Tomás Rivas intentaba mover las piezas para que su esposa, la intendenta María del Carmen Benítez, pudiera salir bien parada en la presentación de su balance.

A la par, sus aliados operaban también para lograr dar vuelta el ocho a cuatro que se había formado entre concejales, entre febrero y marzo pasados. Así fue como la concejala Mary Soilán se vio obligada a solicitar al legislador, extrañamente no directamente a la jefa comunal, algún documento para poder limpiar su administración. Esto se revela en un audio al que Última Hora pudo acceder.

“Y vienen y me preguntan y me dicen: –‘Mirá, se hace había sido empedrado en tu barrio, ¿y cuántos millones cuesta?’, –‘No sé’, –‘¿Cuántos metros cuadrados se va a hacer?’, –‘No sé’, –‘¿Cuántas cuadras?’, –‘No sé’. Y qué lo que le voy a decir, eso nomás, diputado, lo que reclamamos, por lo menos tener algún documento para limpiarnos y, a la vez, se van a limpiar ustedes”, encara Soilán durante una conversación con Rivas.

Como los documentos nunca se presentaron, la intendenta convocó a una audiencia pública para exponer sobre sus obras. Pero un día antes, Rivas ya había conversado con los concejales, según se oye en un audio de un diálogo que mantiene con el esposo de la concejala Soilán, conocido como Kiko López.

Esta charla, en guaraní, se dio un día después de la audiencia, que fue incidentada debido a las exclamaciones de adeptos de la intendenta y de ciudadanos indignados.

Rivas: Después de eso casi se complicó lo que planificamos.

López: Sí, y dijimos luego que eso iba a pasar, si ya pillaban todos, que yo decía algunas cosas cada tanto, y no se quería callar y comenzó el desborde (...).

R: –Iba a ser así nomás luego, no ganamos ni salimos de lo que conversamos. Nosotros estamos juntos y yo soy responsable de mi compromiso.

L: –Tu sobrinito lo que fue retobado.

R: –Él no entendió, le reté mucho, me puso muy nervioso. No entendía cuál era la situación (...).

L: –Y veamos, dejemos que corra el agua, y veamos qué pasa, porque todos se alteraron en un rato.

R: –Se pusieron todos nerviosos, pero los concejales cumplieron lo que prometieron medianamente. Mary (María Selva Leguizamón) la que se puso un poco nerviosa de entrada, no sé yo por qué.

López lleva adelante obras municipales sin ser funcionario. Sobre el punto, respondió que sus servicios son voluntarios, que construye caminos de forma gratuita, perdiendo tiempo y dinero, pero que se siente a gusto, lo que generó sospechas. Poco después de la audiencia, se convocó a una sesión extraordinaria de la Junta donde la ejecución presupuestaria de Benítez tuvo sanción ficta a causa de la falta de cuórum. “Pidieron tiempo para que se hiciera una extraordinaria, se convocó, nos dejaron sin cuórum, para qué, porque la aprobación del balance tenía que ser ficta. Lograron su objetivo”, cuestionó la concejala María Selva L.


El diputado colorado se hizo cargo de calmar las aguas en Ybycuí, donde la ciudadanía denunciaba a la intendenta por obras fantasmas. En un audio se escucha a una concejala pedir respaldo en papeles.

Me encantaría tener una administración transparente y que el pueblo sepa cómo se invirtieron los recursos.
María Selva Leguizamón,
concejala.

Esos manejan la mafia (los Rivas) y tenés que tener mucho respaldo económico (para denunciar) y yo no tengo ni un peso.
Ezequiel Cáceres,
concejal.

Denuncian obras inexistentes
Mientras el diputado Tomás Rivas está acusado por estafa y cobro indebido de honorarios por el caso caseros de oro, su esposa, la intendenta de Ybycuí y presidenta de Opaci, María del Carmen Benítez, es blanco de denuncias ciudadanas por supuestas obras fantasmas. La concejala María Cristina Servín fue una de las que denunció las irregularidades y luego fue destituida de la Junta Municipal.
Entre las denuncias se detalla que la Municipalidad desembolsó fondos para obras que no existen, como un monolito; reparación de arcos y compra de redes para dos clubes, los cuales desmintieron haber recibido la asistencia; un empedrado, entre otros.

Dejá tu comentario