País

Piden suspender la obra de estación de servicio en el Abasto

La obra para estación de servicio en el predio municipal, pegada a la entrada del Mercado de Abasto, se suma a la considerable cantidad de servicentros construidos en los últimos años, y es también uno de los tantos proyectos que generan cuestionamiento; tanto por la ubicación, en un área de alta concurrencia, como por los procesos para la aprobación por parte de la Municipalidad de Asunción.

Esta semana el concejal Pablo Callizo (PQ) denunció que la aprobación para el inicio de la obra fue sin que el proyecto cuente con la declaración de impacto ambiental (DIA), que al menos hasta el 7 de setiembre aún figuraba en proceso, según la imagen difundida por el edil. Mientras que en el mes de agosto, la construcción ya estaba en plena marcha.

En la sesión de la Junta de este miércoles, Callizo presentó una minuta a través de la cual solicitó la anulación “del convenio interinstitucional entre la Municipalidad y la empresa MASS AUTOS S.R.L., representada por el abogado Milner Alfonso Sosa Silva”.

También pidió la suspensión de la estación de servicio de Petropar-Grupo Sacco, hasta que presenten la licencia ambiental. Precisó que es un requisito para iniciar la obra.

Expuso que el convenio no genera beneficios económicos a la Municipalidad, por lo que se recomienda revisar o mejorar dichas ofertas. “La retribución que generará la cesión del terreno municipal es muy baja en comparación con los precios actuales del mercado y se debería aplicar el canon de alquiler desde el primer año”, afirmó.

Callizo agregó que, además, la empresa no cumple con el artículo 10 de la ordenanza N° 7/11, en la que se establece que la distancia mínima entre otras estaciones de servicios ya existentes es de 1.000 metros. El concejal había cuestionado que la medida cautelar que dejaba sin efecto este artículo fue solo para los emblemas que integran la Cámara de Distribuidoras Paraguayas de Combustibles (Cadipac).

La obra en zona del Abasto, especificó, tampoco cumple con el requisito de la citada ordenanza, que establece que la superficie mínima para el uso de estaciones de servicios no será menor a 1.000 m2. Resaltó que el proyecto solo cumple para un puesto de gasolinera.

Acuerdo. La figura utilizada para el usufructo del espacio municipal es la del convenio. Al respecto, el concejal consideró que se debió licitar. “Indicar en un pliego de bases (PBC) que quería la Comuna; lanzar al mercado privado, recibir propuestas y elegir a la mejor, por ello solicito el estudio del formato de concesión”, señaló.

Incumplimiento. Callizo solicitó la intervención del lugar por parte del Departamento de Fiscalización de Obras por no cumplir con las medidas de seguridad y no tener construidas las veredas como se indica en los planos.

Dejá tu comentario