25 may. 2024

Parque Manuel Ortiz Guerrero, sello romántico y natural de Villarrica

El espacio –según relatos– sirvió de inspiración al poeta guaireño para escribir los versos como Ne rendápe aju, Panambi Vera, India, Loca y otros. El sitio es una parada obligatoria para los turistas.

Villarrica_IMG_1569_33665041.jpg

El Parque Manuel Ortiz Guerrero de la ciudad de Villarrica, Departamento de Guairá, más conocido como Ykua Pytã, es un lugar ideal para el descanso y la recreación de lugareños y turistas. Es un espacio considerado como el más representativo para los villarriqueños.

Desde el año 1936, su nombre oficial es Parque Manuel Ortiz Guerrero pero por una cuestión relacionada a la tradición oral, preserva la denominación inspirada en el tajamar, conocido como Ykua Pytã.

El sitio natural cuenta con amplio espacio para la práctica de deportes de diversas áreas en medio de una exuberante naturaleza que se observa de inicio a fin, completado con la presencia de animales que adoptaron el lugar como hábitat.

En el lugar se puede apreciar la presencia de patos y marruecos, que nadan en la laguna a ciertas horas. También hay varios carpinchos, tortugas y peces de diferentes especies, que engalanan el espacio turístico y natural.

5325667-Libre-1078097517_embed

Los carpinchos que habitan en el parque, son la sensación total, ya que todos desean sacarse una foto con los mismos.

TURISMO. Asimismo, el parque posee una combinación muy especial entre estanque, cursos de agua y vegetación en abundancia.

Sin duda alguna, es un escenario que despierta el interés de los lugareños y turistas que realizan paseos en el lugar y aprovechan para captar las mejores imágenes, especialmente de tarde y noche.

Durante las tardes, el parque es concurrido por los muchos deportistas y otros que a diario realizan caminatas, competencias, fútbol y otros, ya que también se habilitó años atrás una pista sintética.

5325668-Libre-376654211_embed

Es un espacio propicio para los niños, ya que en un costado hay hamacas, toboganes y otros.

El sitio también es aprovechado para organizar competencias como la pesca.

Algunos dicen que visitar Villarrica, es llegar primeramente al Parque Manuel Ortiz Guerrero o Ykua Pytã, para llevarse el mejor recuerdo en el centro mismo de la capital del Guairá, a metros del Mercado Municipal N° 1.

HOMENAJE. El parque es una inspiración hacia el poeta y escritor guaireño Manuel Ortiz Guerrero.

Es así que desde hace mucho tiempo una pieza de mármol cubre sus restos, específicamente desde el año 1983 y también se cuenta con un monumento que evoca al panambi (mariposa), que lleva el nombre de una de las poesías de Ortiz Guerrero. Una estrofa alusiva de surgente se lee en una placa ubicada junto a un chorro de agua.

El nombre del parque es en homenaje a Manuel Ortiz Guerrero, poeta guaireño, ya que el espacio turístico sirvió de inspiración al poeta para escribir los versos tan conocidos en el país como Ne rendápe aju, Panambi Vera, India, Loca, y muchas otras poesías que actualmente son recitadas por niños, jóvenes y adultos.

Al costado del parque está ubicado el Estadio Ykua Pytã, que acostumbra ser sede de importantes encuentros deportivos.

De hecho, por una costumbre, algunos incluso denominan como Ykua Pytã a la laguna del Parque Manuel Ortiz Guerrero.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.