Política

Parlamentarios mantienen su plan de quedar atornillados a sus bancas

Un grupo de senadores acompañan intención de los diputados de trancar posibilidad de la pérdida de investidura. No están dispuestos a terminar como González Daher, Oviedo Matto e Ibáñez.

En puertas de una nueva expulsión, esta vez en la Cámara Alta, un grupo de senadores de diferentes partidos políticos está decidido a insistir en el blindaje, mediante un cerrojo a la pérdida de investidura y de esa manera, atornillarse a sus bancas.

El cartista Víctor Bogado ya no podrá ser beneficiado con esta medida, para hoy está hecha la convocatoria a sesión extraordinaria en la que se decidirá, de acuerdo a los números, su salida del Parlamento.

Lo que senadores y diputados buscan asegurar con esta nueva estrategia, tras el fracaso de un proyecto similar por haberse derogado, es que cueste más removerlos de sus respectivas bancas.

No están dispuestos a terminar como Óscar González Daher y Jorge Oviedo Matto, que quedaron fuera del Senado, y José María Ibáñez, de la Cámara Baja.

Los dos primeros fueron denunciados por tráfico de influencias, estando como representantes de la Cámara Alta ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

En el caso de González Daher, se aplicó por primera vez la pérdida de investidura.

En cuanto a Oviedo Matto, el mismo rogó para que no le apliquen la medida y evitar el bochorno, y presentó renuncia a su banca.

Posteriormente, como los mismos figuraban en las listas de sus respectivos partidos políticos volvieron a ingresar.

Sin embargo, ante la presión ciudadana y una serie de escraches, ambos se vieron obligados a renunciar.

En lo que respecta al diputado Ibáñez, el mismo fue imputado por el caso de sus caseros, que figuraban como funcionarios en la Cámara.

Luego de varias idas y vueltas, primero hubo un pedido de permiso, y también para evitar la pérdida de investidura, decidió renunciar.

Por su parte, Bogado, aunque fue declarado culpable y condenado, está dispuesto a apelar, pero su situación ya está cantada en el Senado.

la estrategia. El año pasado, luego de lo ocurrido con González Daher y Oviedo Matto, ya se dio un primer intento por trancar el proceso de pérdida de investidura.

Una mayoría en ambas Cámaras del Congreso aprobó elevar los votos a 30 en Senado y 53 en Diputados, para que corra la expulsión.

Además, incluyeron que el tráfico de influencias tenía que ser comprobado.

Como un guiño a favor, el ex presidente Horacio Cartes había vetado parcialmente. Finalmente fue derogado.

Esta vez, en el Parlamento volvieron a plantear establecer que sean 23 los votos para la pérdida de investidura, en Senado, y 41 en Diputados.

Actualmente, se define por mayoría simple, y sí se necesitan esos números, pero para que haya cuórum.

En la Cámara Alta, en la sesión pasada, fueron 17 los que apoyaron el blindaje con modificaciones. Ahora pasa de vuelta a Diputados, y luego dependerá del Ejecutivo.

A favor del blindaje en el senado.png

Opiniones

Masi advirtió sobre jugada de sus pares
La senadora Desirée Masi había advertido que el eje del debate en el Senado iba a ser en torno a la mayoría sobre la pérdida de investidura. “¿De dónde quitan que diputados o senadores pueden cambiar lo aprobado hoy?”, refirió la legisladora. Concluyó que solamente queda esperar el veto del Ejecutivo. Además, calificó de inconstitucional el proyecto, porque no existe la figura de la mayoría de los presentes, y que coinciden los textos de ambas Cámaras.

Zavala consideró tomadura de pelo
El senador Fidel Zavala fue otro de los que manifestó su indignación contra sus pares, por haber aprobado la polémica reglamentación a la pérdida de investidura.
“Una verdadera lástima. Una vez más la ciudadanía es violada y secuestrada en su voluntad y en su esperanza. Se ha aprobado una nueva ley de autoblindaje”, se quejó el legislador. Sugirió preguntar quiénes y por qué lo hicieron.
“Realmente es indignante, una tomadura de pelo”, calificó Zavala.

Lugo y Llano volvieron a ser los grandes ausentes
Una vez más, en una votación tan trascendental, los líderes del luguismo y del llanismo prefirieron retirarse de la sesión, sin emitir postura sobre la reglamentación de la pérdida de investidura.
A pesar de que estuvieron presentes el jueves pasado, Blas Llano y Fernando Lugo no estuvieron en el momento de la definición y mandaron al frente a sus bancadas.
Además de ambos, tampoco estuvieron presentes los cartistas Víctor Bogado y Javier Zacarías Irún. Bogado justamente estaría a un paso de su expulsión. En el caso de Zacarías Irún, tiene dos imputaciones encima.
También desapareció el llanista Fernando Silva Facetti.
Hubo abstenciones que se podrían interpretar como una postura a favor del blindaje parlamentario.



Dejá tu comentario