13 jul. 2024

Paraguayos participan por primera vez en competencia aeroespacial

RVR_9833_11440222.JPG

Trabajo. Son 19 los universitarios que integran el equipo que trabaja para cumplir el sueño en la competencia.

Foto: Rodrigo Villamayor.

Histórico. Un grupo de 19 estudiantes del Club Aeroespacial de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción (FPUNA) será el primer equipo paraguayo en participar de la competencia internacional Latin American Challenge 2019 (Desafío Espacial Latinoamericano), lanzando el cohete Arasunu I, diseñado y construido por los universitarios.

El anteproyecto Arasunu I fue aceptado para esta competencia el pasado 14 de abril, dos meses después de la creación del Club Aeroespacial de la Facultad Politécnica, logrando concretar su primer objetivo. Esta asociación tiene por misión divulgar las Ciencias Espaciales.

“La idea es salir de los libros de textos, de matemáticas y aplicar los conocimientos en la vida real, en la práctica, construyendo desde lo más simple, tales como avioncitos de papel, hasta cosas muy complicadas, como los cohetes”, comentó Federico Bajac, de la carrera de Ingeniería Aeronáutica.

MÁS ALLÁ DE LO TEÓRICO. El universitario Marcos Garay explica que la idea del cohete es más bien un vehículo para lanzar cargas útiles al espacio. “Lo que nosotros hacemos con esto es introducirnos a lo que sería la tecnología aeroespacial y básicamente lo que hacemos es aplicar todos los conocimientos que se aplican a los grandes cohetes en pequeñas proporciones y así ir ganando experiencia”, comentó el estudiante de Ingeniería Aeroespacial.

El Arasunu I, de 1,062 metros, llevaría un satélite tipo CanSat (un probador de tecnología), para tomar mediciones. Básicamente, el equipo paraguayo haría lo mismo que hacen las grandes agencias espaciales, como la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (Nasa) o la Agencia Espacial Europea (ESA), y servirá para cimentar las bases para algo más grande, según el universitario.

PROYECCIÓN. El cohete tiene que estar listo para su lanzamiento. El equipo paraguayo competirá dentro de la categoría de un kilómetro de combustible sólido; es decir, se calificará la precisión con la cual el vehículo espacial alcanza un kilómetro de altura sobre el nivel del suelo.

Si supera esta longitud se resta punto y si no llega también. Cuánto más cerca de los un kilómetro esté se tendrá mayor puntaje, especificaron los alumnos.

“Esto es para medir la precisión. No es solamente construir y lanzar, sino hacer cálculos para llegar a cierta altura y en función a estos cálculos tiene que alcanzar”, precisó Marcos Garay.

Precisan apoyo para solventar gastos

El lanzamiento de los cohetes experimentales se realizará en la ciudad de Tatuí, Sao Paulo, Brasil, del 9 a l 11 de agosto. El Desafío Espacial Latinoamericano tiene como fin impulsar la creación de tecnología aeroespacial en la región.

Dentro de la competencia participarán cuatro países sudamericanos: Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, y por Europa, Polonia.Actualmente, los estudiantes están en la etapa de construcción y testeo del cohete, pero el desarrollo del mismo se retrasa ante la falta de fondos para adquirir las piezas necesarias del vehículo espacial.

Por eso solicitan sponsors que puedan solventar los gastos. Si bien las facultades de Politécnica y de Ingeniería ayudan dentro de sus posibilidades, los costos del pasaje y la estadía en el lugar de la competencia también son muy elevados. Los interesados en apoyar a este equipo jóvenes para terminar de desarrollar Marcos Garay al (0984)214-167

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.