Economía

Paraguay y Brasil

 Ricardo Rodríguez Silvero

Es múltiple e impresionante el entrelazamiento entre estos dos países. No es solo el intercambio legal de mercaderías, exportaciones e importaciones, que oscila por debajo del 30 por ciento, dependiendo del método de cálculo, de los años y de la registración. Lo aumenta en gran medida el contrabando mayúsculo, sobre todo, las ventas de mercaderías al Brasil. Esa proporción del comercio crece aún más considerando las reexportaciones de Paraguay a ese país.

BALANZA DE PAGOS. Además está el intercambio legal de servicios con Brasil: transporte, seguros, turismo, remesas, etc. El ilegal lo hace mayor. Las cuentas de capital de la Balanza de Pagos Internacionales son también de gran magnitud. Brasil es el principal origen de las inversiones extranjeras directas en nuestro país. Y también los flujos de créditos son grandes, incluyendo en ellos los Fondos Estructurales del Mercosur, es decir, la parte aportada por Brasil. Por otro lado, el entrelazamiento no está dado solo por intercambio comercial de bienes y servicios y por capitales (inversiones y préstamos).

ITAIPÚ. Nada subestimable es esa gigantesca bisagra de cemento armado y turbinas, Itaipú, una de las represas más grandes del mundo. Desde la iniciación de su construcción fue el principal destino de inversiones directas en nuestro país. Y desde su inauguración como megausina hidroeléctrica hemos estado vinculados por exportaciones, desde la óptica paraguaya, de hidroenergía así como por el cobro de energía cedida y por compensaciones. La historia del intercambio entre Brasil y Paraguay tiene un antes y después de Itaipú. No obstante, el sistema de vasos comunicantes no se circunscribe solo al comercio exterior de bienes y servicios, así como a inversiones directas y préstamos y tampoco solo a los canales de agua, energía y pagos vía Itaipú.

MIGRACIÓN. Nada despreciable es así mismo el movimiento de personas, tanto en términos de inmigración brasileña al Paraguay como en los de mano de obra brasileña, viniendo a trabajar a nuestro país, y mano de obra paraguaya, yendo a trabajar a ese país, amén de los turistas, cuyos gastos se encuentran ya incluidos en la Balanza de Servicios.

CULTURA. La influencia cultural de Brasil en nuestro país es nada despreciable. No solo se habla “brasileño” en esa franja ancha de territorio, paralela al río Paraná, a la cordillera de Mbaracayú y a la frontera seca con ese país. Allí la convivencia con brasiguayos es cada vez mayor en términos de idioma y de actividades. Además en esa zona tiene circulación y poder cancelatorio el real brasileño. Ejercen también influencia recíproca radioemisoras, televisión y prensa escrita, así como redes sociales brasileñas y paraguayas. También en materia de estudios primarios, secundarios y universitarios el intercambio no es nada subestimable. Además, se aprende recíprocamente de las políticas públicas en los estados circundantes de Brasil y en los departamentos del este de la Región Oriental de Paraguay.

SEGURIDAD. En temas de seguridad y de delitos económicos así como criminales hay mucho que evaluar también. Por eso mismo, en ambos países Aduanas y Hacienda, así como los efectivos paramilitares y fuerzas del orden (policías y militares), tienen una gigantesca tarea pendiente por someter a rigurosa supervisión a todos los ilegales. Más aún cuanto en los últimos tiempos los tradicionales delitos económicos (corrupción, evasión tributaria, contrabando de armas y de estupefacientes, así como de productos pirateados) han sido superados en magnitudes y omnipresencia por las organizaciones del crimen, nacionales e internacionales. En años recientes y en la actualidad, gran parte del lavado de dinero, sucio y cruento, así como la producción de documentos falsos, los giros ilegales al exterior y la financiación del terrorismo nacional e internacional se concentran en la mencionada franja paraguayo-brasileña y en la zona de las Tres Fronteras, en especial del lado paraguayo, porque sus instituciones son más débiles y sus funcionarios más venales.

Ergo, ambos países están destinados a cooperación e intercambio para hacer prevalecer estado de Derecho en democracia.

Dejá tu comentario