Deportes

Papelón

  La Albirroja fue humillada en Bolivia 4-0 y está casi eliminada. Berizzo fue echado por la APF anoche, se aguarda reemplazo.

La Albirroja de Eduardo Berizzo se superó en materia de humillación, cediendo por 4 a 0 ante Bolivia, quedando al margen de cualquier discurso que siga “ilusionando” con conseguir uno de los boletos a Qatar 2022.

Lamentable presentación que desnudó todos los males de esta improvisación en la Absoluta, porque desde la misma conducción con su plan inicial no supo como encarar el juego, al que rotuló como su “primera final”, cayendo de manera estrepitosa, sin tan siquiera poner en aprietos a un rival que con poco hizo efectivo para tomar un distancia.

mal EN TODO. Los fríos números reflejan una triste realidad, Paraguay es uno de los peores equipos que no controla, no genera y vulnerable al momento de defender.

Al igual que todo este proceso, los referentes fueron desapareciendo en el campo, sin asumir el liderazgo. Con un Gómez pasado de revoluciones, Almirón sin ser determinante (jamás asumió el rol de diferente) y Sanabria errático (regaló un penal clave), se puede resumir lo que fue el paseo por La Paz de un equipo que no supo cómo proponer, sostuvo un tibio control y que fue vapuleado las veces que fue exigido. Repitiendo el argumento de temeroso, tardando en variar y buscando la heroica cuando la suerte ya estaba echada.

Y vemos pasar un tren más de clasificatorias, con Paraguay como protagonista, pero de reparto, en ese papel de “extra” para revivir selecciones. Ya nos disfrutó Ecuador, luego lo hizo Chile y ahora Bolivia, que se prende a la lucha de la recta final del certamen, cumpliendo en casa y haciendo la lógica: ganar a un mediocre.



6 triunfos alcanzó Bolivia en Eliminatorias ante Paraguay en 20 juegos. La Albirroja ganó en 10 y 4 empates.

3 juegos seguidos hila Paraguay sin marcar goles en Eliminatorias (0-0 Argentina, 2-0 Chile y 4-0 Bolivia).

17 goles encajados suma el equipo paraguayo en este torneo. Convirtió 9 y solo suma 2 triunfos en 12 juegos.

Dejá tu comentario