País

Papá de dos niñas es el segundo paciente trasplantado del corazón

 

Donar órganos salva vidas. Jorge Fleitas, de 46 años, padre de dos niñas, es el segundo paciente trasplantado del corazón en lo que va del año. Un joven de 17 años fue el donante y la cirugía se realizó el jueves en el Instituto Nacional de Cardiología, conocido como Hospital San Jorge.

Alrededor de las 23.00 del jueves, Jorge entró al quirófano del Hospital para recibir el corazón que necesitaba con suma urgencia desde hace dos meses cuando su salud empeoró considerablemente y cuando la medicación ya no era suficiente para mantenerlo en condiciones.

El paciente fue diagnosticado con insuficiencia cardíaca compensada en noviembre de 2018. Inició su tratamiento, pero su salud empeoró cuando su cuadro evolucionó a cardiopatía dilatada muy avanzada y el trasplante era la única alternativa médica para que mejore.

Pasaron los días y la familia recibió la noticia: Hay un corazón para Jorge y es de un joven de 17 años que falleció en el Hospital Nacional de Itauguá tras sufrir un accidente de tránsito y permanecer cinco días internado.

Gustavo Melgarejo, director del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT), destacó el gesto altruista de la familia del joven que puso voluntariamente a disposición los órganos del adolescente para poder salvar otras vidas como la de Jorge.

"Es muy loable lo que hicieron los padres. Ellos autorizaron porque el chico era menor de edad, quisieron donar todos los órganos, pero solo se pudieron rescatar algunos por el tipo de traumatismo que sufrió en el accidente", refirió el galeno.

Prioridad. El doctor comentó que Jorge Fleitas ingresó de carácter urgente a la lista de espera de trasplante hace tres semanas y se encontraba con un soporte ventricular mecánico para poder sostenerse hasta conseguir el donante.

El paciente entró a la lista como prioridad por la extrema gravedad de su cuadro. La cirugía duró unas cuatro horas.

Los médicos y familiares esperaban anoche con optimismo que pasen las 72 horas de esta etapa muy delicada para la evolución del paciente, más aún atendiendo a que Jorge ya fue operado para colocarle el corazón artificial.


El hombre de 46 años recibió el corazón donado por familiares de un joven de 17 años con muerte cerebral. La cirugía duró 4 horas y se realizó en el Instituto Nacional de Cardiología.

La familia está muy agradecida
A Mariela Ruiz Díaz, esposa del paciente trasplantado le sobran las palabras para agradecer a la familia del donante por la acción que reavivó las esperanzas de vida de toda una familia. “Agradecida a la familia que le dieron una oportunidad para vivir”, comentó Mariela.
Describió en Noticias Py a su marido como un hombre muy trabajador, dedicado a su negocio de instalación de cámaras de seguridad. Su familia está conformada por dos hijas de 11 y 3 años.
El trasplante de corazón que se realizó el jueves fue el segundo registrado en lo que va del año. La primera cirugía del 2019 se realizó a finales de marzo en el mismo Hospital San Jorge.

Dejá tu comentario