País

Pandemia del Covid también golpea a la tarea de recicladores en el país

Día Internacional del Reciclaje se recuerda hoy con importante caída del negocio. Ambientalista insta a que ministerios y municipios trabajen en resolución para obligar a clasificar desechos en las casas.

Desde el inicio de la pandemia los recicladores, llamados comúnmente gancheros, también se vieron obligados a dejar de ir a buscar materiales en el vertedero municipal de Cateura.

Con la cuarentena inteligente volvieron en pequeños grupos; sin embargo, afirman que existe una importante caída en los precios de lo que logran recolectar. Además, se encuentran altamente expuestos, sobre todo en tiempos de coronavirus, por la falta de una planta de transferencia o áreas específicas de separación, y la no clasificación de desechos desde el origen.

“Antes por el plástico nos pagaban G. 1.500 por kilo, ahora solo G. 800. El aluminio de G. 4.500 ahora solo se paga G. 1.500. Las fábricas donde enviamos nuestros materiales están cerradas o reciben muy poco porque no están pudiendo exportar los productos, nos dicen”, comentó Juan Benítez, representante de una de las tres asociaciones de gancheros que trabajan en el sitio.

La caída de precios ya empezó a sentirse desde diciembre del año pasado. Con la cuarentena el problema se intensificó, recordó doña María Dominga Céspedes, también de la organización.

Oficialmente son cerca de 600 gancheros censados.

A nivel industrial, solo en botella plástica, conocida como PET, se registra una caída en la recolección del 30% desde el aislamiento social. En tanto que la exportación del producto procesado disminuyó en un 40% a 50%, en dicho rubro, según Giampiero Musso Rodríguez, ejecutivo de la empresa Compañía Recicladora SA (Coresa).

En todo el país, la reutilización de residuos sólidos se estima que es menor al 10%.

Medida. Para el ingeniero Jorge Abbate, de la organización Gestión Ambiental (Geam), es necesario que el Ministerio de Salud en conjunto con el Ministerio del Ambiente y las municipalidades trabajen en una resolución para que los ciudadanos estén obligados a cumplir con la segregación de los desechos en el hogar debido al virus existente. “Cualquier tapabocas o guante, al volver a la casa, puede estar contaminado”, resaltó.

Con la separación de estos residuos, en bolsas especiales, se puede colaborar con el trabajo de los recolectores y recicladores, aseguró.




Dejá tu comentario