Sucesos

Padres de Edelio piden que se aparte del caso al fiscal Delfino

 

Los padres del suboficial Edelio Morínigo, secuestrado a manos del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), fueron recibidos por la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, luego de encadenarse frente a la sede Central del Ministerio Público.

Según la denuncia que hicieron, la señora Obdulia Florenciano y Apolonio Morínigo, recibieron varias amenazas de muerte de parte de agentes Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

Los reclamos, además, apuntaron al fiscal Federico Delfino, que lleva el caso, que supuestamente nunca mostró interés por el caso, por lo cual pidieron que sea apartado de la causa.

En la audiencia, se realizó una videoconferencia con el fiscal Delfino. Quiñónez, luego, se comprometió a monitorear el caso.

A seis años del secuestro del suboficial, los padres llegaron hasta la capital del país para referir su descontento con el actuar de las autoridades.

“Ya son seis años de lucha, de angustia, de espera”, apuntó Obdulia Florenciano.

SOSPECHAS. El domingo 5 de julio se cumplieron seis años desde que desapareció Edelio Morínigo y hasta el momento solo se tuvo una prueba de vida en octubre del 2014, video donde aparecía con Arlan Fick. Según la madre, sospecha de dos posibilidades.

Apuntó a que en caso de que el suboficial de la Policía Nacional siga con vida, se unió a las filas del grupo armado EPP.

La otra sospecha más fuerte es que Edelio ya no estaría con vida, porque en todo caso, ya se hubiera comunicado con la familia.

Los padres exigen a las autoridades del Ministerio Público, de la Policía Nacional y de la FTC justicia y esclarecimiento del caso, ya que piensa que a pesar de que se sabe una información del caso, hay miedo para divulgar.

Lamentaron que la última información que les tuvo en zozobra fue un panfleto entregado a las autoridades que decía “Restos de Edelio, favor entregar a los familiares”, sin especificaciones de dónde podrían encontrarse el cuerpo.

También, en julio del 2015, el fiscal Joel Cazal contra los hermanos que habían dado apoyo logístico al EPP, refirió que Edelio Morínigo fue visto.

La última búsqueda del cuerpo de suboficial fue el primero de febrero de este año, fecha en que fue encontrado un tambor a un kilómetro de la casa de los padres, donde hallaron ropas, pero sin rastro del suboficial.

Para el Estado, sin embargo, Edelio continúa con vida, ya que no hay indicios ni evidencias de que este muerto.

El teniente coronel Luis Apesteguía, vocero de la FTC confirmó hace unos días que manejan información sobre el secuestrado, pero que no puede comentar.

Dijo por otro lado que supuestamente continúa la búsqueda para encontrarlo con vida.

Dejá tu comentario