Mundo

Orión se acerca a 130 kilómetros de la Luna y marca un nuevo hito

La cápsula de la misión Artemis I sobrevoló con éxito sobre la Luna, El siguiente paso será entrar en una órbita retrógrada y viajará 64.000 kilómetros más allá al otro lado de la cara del satélite.

La cápsula Orión de la NASA, transportada como parte de la misión Artemis I, pasó este lunes a unos 130 kilómetros de la superficie lunar, un hito en la misión de devolver a los humanos a la Luna.

Orión realizó este lunes el encendido de sobrevuelo motorizado de salida a las 07:44, la primera de las dos maniobras requeridas para ingresar a la lejana órbita retrógrada de la Luna, explicó la NASA en su página web. En el momento del sobrevuelo lunar, Orión estaba a más de 370.000 kilómetros de la Tierra.

El sobrevuelo de la superficie lunar del lunes fue lo más cerca que la cápsula de Orión estará de la Luna antes de entrar en una "órbita retrógrada", que significa que rodeará la Luna en la dirección opuesta a la que esta viaja alrededor de la Tierra.

Después de su sobrevuelo lunar, Orión viajará unos 64.400 kilómetros más allá del otro lado de la Luna, lo más lejos que una nave espacial que pretende en un futuro transportar humanos ha viajado alguna vez.

El pasado miércoles 16 despegó con éxito la misión no tripulada de la NASA Artemis I, que tiene como objetivo preparar el camino de exploración lunar para el envío posterior de astronautas.

El objetivo general del programa Artemis de la NASA es devolver a los humanos a la Luna por primera vez en medio siglo y establecer una base allí como paso previo para llegar a Marte.

La última misión de la NASA en la que sus astronautas pisaron la Luna se remonta a Apolo 17, que se llevó a cabo entre el 7 y el 19 de diciembre de 1972.

cohetes, a prueba. La NASA busca poner a prueba el cohete SLS (siglas en inglés de Sistema de Lanzamiento Espacial), el cual está potenciado con cuatro motores RS-25 y dos propulsores adjuntos, unas características que le ofrecen un 15% más de potencia que el cohete Saturno usado en las misiones Apolo, según ha dicho la NASA.

De igual forma, se medirán las capacidades de la nave Orión, en la que pueden caber hasta cuatro tripulantes, uno más que la Apolo, y con reservas de agua y oxígeno que le permitirían unos 20 días de viaje independiente.

RETORNO. Dentro de cuatro días, luego de la maniobra de aproximamiento a la Luna realizada con éxito este lunes, la cápsula iniciará el viaje de regreso hacia la Tierra, con un aterrizaje en el océano Pacífico previsto para el 11 de diciembre.

Del éxito de esta misión depende el futuro de Artemis 2, que transportará a astronautas a dar la vuelta a la Luna sin posarse en su superficie, y luego el Artemis 3, que marcará al fin el regreso de humanos sobre la superficie lunar. Dichas misiones deben tener lugar en 2024 y 2025, respectivamente.

Mike Sarafin, a cargo de esta misión denominada Artemis 1, precisó que 10 microsatélites científicos habían sido desplegados durante el despegue del cohete, pero la mitad de ellos tuvieron problemas técnicos o de comunicación. Dichas experiencias, llevadas a cabo por separado por equipos independientes no tienen ningún impacto sobre la misión principal.

Dejá tu comentario