Turismo

Operativo rescate del Tren del Lago

Hace tiempo ya que el Paraguay se quedó sin ferrocarril, pero con una gran frustración. Ahora un proyecto intenta rescatar el Tren del Lago.

@lakolman
Amado Ferreira tenía 20 años cuando comenzó a trabajar en la estación de Ypacaraí; se inició como telegrafista y encargado de la boletería, y recuerda muy bien que en aquellos años Ypacaraí era una fiesta.

En particular, cada víspera de la celebración de Caacupé, los trenes llegaban repletos de peregrinantes. “Cada 7 de diciembre el tren corría desde Asunción lleno de gente, impresionante era, todos los trenes llegaban llenos”, revive el antiguo empleado.

Agrega que, en los 9 coches, sentados, eran 88 pasajeros, y 150 si iban parados también, “hasta el vagón leñero que traía la máquina atrás, hasta en eso venía la gente porque ya no había lugar, y era una fiesta”.

En el año 1988, salías de Ypacaraí a las 4.30 y a las 6.30 de la mañana ya estabas en Asunción, y el pasaje costaba 100 guaraníes. En el año 2000, cuando terminó definitivamente el ferrocarril, el pasaje del tren turístico costaba 2.000 guaraníes, ida y vuelta, pero solo funcionaba sábados y domingos.

Paciencia. Amado Ferreira en la estación de Ypacaraí espera que el tren vuelva a funcionar.
Paciencia. Amado Ferreira en la estación de Ypacaraí espera que el tren vuelva a funcionar.
Paciencia. Amado Ferreira en la estación de Ypacaraí espera que el tren vuelva a funcionar.

PROYECTO. Este ejercicio de memoria se debe a que dentro de poco –si todo sale bien– la estación de Ypacaraí volverá a tener algo de movimiento, después de mucho tiempo. Y es que en este lugar están reparando El Inglés, como es conocida la locomotora con la que se iniciará el proyecto de reactivación del Tren del Lago.

La locomotora Nº 60 es El Inglés; la reparación de la parte hidráulica y de caldera está en plena marcha, y se espera que en unos tres meses ya se pueda hacer una demostración.

En general, la idea del Tren del Lago es que pueda volver a operar, aunque solamente los domingos. Partiría desde Areguá en horas de la mañana, y con una parada en Itauguá, antes de llegar a Ypacaraí. De acuerdo con los planes, se prevén dos vagones para 100 pasajeros cada uno, más otros dos más pequeños, destinados a la clase ejecutiva o vip.

La locomotora será a vapor, pero con leña, lo que permitirá a los turistas conocer cómo funcionaba el emblemático tren; al tiempo de disfrutar de los atractivos que ofrecen las ciudades; que en una siguiente etapa sumaría también a Luque.

En marcha. En la estación de Ypacaraí reparan la locomotora 60 para que opere como tren de turismo.
En marcha. En la estación de  Ypacaraí reparan la locomotora  60 para que opere como tren de turismo.
En marcha. En la estación de Ypacaraí reparan la locomotora 60 para que opere como tren de turismo.

GUAZÚ VIRÁ. El intendente de Ypacaraí, Fernando Negrete, menciona que el proyecto es Areguá, Itauguá (Patiño), Ypacaraí, y que poner en condiciones para el tránsito la locomotora del tren turístico tiene un costo de G. 200 millones por km.

“Para nosotros, lo que es la llegada del tren a Ypacaraí es nuestra existencia propia”, y recuerda la historia del nacimiento de la ciudad. “Nosotros éramos una compañía de Itauguá, la compañía Guazú Virá, el tren llegó en 1864, y en 1887 ya empezamos a solicitar independizarnos. La llegada del tren nos marcó como ypacaraienses. Nuestra existencia se basa en la estación del ferrocarril”.

Amado Ferreira, el antiguo empleado, está muy entusiasmado con el proyecto, y comenta que todos los días llegan personas a preguntar cuándo volverá a andar el tren. Pero también llegan con sus curiosas preguntas, sobre todo quieren saber si hay fantasmas.

“Esta estación es famosa por eso, por los fantasmas, porque hay… yo sentí muchas veces. Pero ahora parece que los fantasmas ya se acostumbraron a mí, yo hace 30 años que estoy aquí”. Aunque sí recuerda con humor aquella vez que a las once de la noche llegó el tren de carga y él tuvo que dormir en el depósito, con 40 ataúdes que habían traído de Villarrica para Itauguá.

El tren funcionó por primera vez en el Paraguay un 21 de octubre de 1861, para hacer el trayecto de la Estación San Francisco, en la zona de la plaza Uruguaya, hasta Trinidad. Cuatro años después todo quedó paralizado con el inicio de la Guerra contra la Triple Alianza.

La última gran fecha significativa es 1999, cuando dejó de funcionar el tren de pasajeros, del último tren a vapor del continente. Habían pasado 138 años del primer viaje desde el centro de Asunción hasta Trinidad.

Ahora, 159 años después, puede que el viejo Inglés vuelva a echarse a andar, para alegría de los turistas y para despertar a los fantasmas que desde siempre siguen aguardando el tren.



Nosotros éramos una compañía de Itauguá, la llegada del tren nos marcó como ypacaraienses. Nuestra existencia se basa en la estación.

200 millones de guaraníes por cada kilómetro, cuesta poner en condiciones la locomotora para el tránsito.

Dejá tu comentario