16 abr. 2024

Operador de radio confiesa que mató a Natalia Silveira porque le engañaba

Ulises Núñez admitió ser el autor del feminicidio contra la joven madre, ocurrido el pasado martes en San Lorenzo. Contó los detalles de cómo asesinó a Natalia y luego quemó su auto con el cuerpo dentro.

“Le maté a una persona. Me voy a pudrir en la cárcel”, confesó ayer el operador de radio Ulises Eliseo Núñez, en una comunicación telefónica que mantuvo con una periodista de la Radio 970 AM. Admitió que le dio un tiro en la cabeza a Natalia Lorena Silveira dentro del auto de ella y luego volvió a un motel, donde quedó por varias horas con el cuerpo en el vehículo, para posteriormente llevarla a una zona oscura, donde compró combustible y quemó el automóvil con el cadáver de la mujer en el interior.

El cuerpo de Natalia fue encontrado en su automovil incinerado. Una autopsia realizada al cuerpo reveló que la joven madre estaba aún con vida cuando fue consumida por el fuego en su vehículo.

el móvil. “Ella me mentía. Me mentía mal. Nosotros estábamos saliendo”, inicia su confesión Ulises, afirmando que la mató por engaño. “Yo le pillé a ella y ya sabía todo lo que hacía. Nunca le dije nada, porque dije ‘A esta la mato’”, precisó y detalló: “Ella me venía mintiendo hace muchísimo. Yo descubrí que salía con miles de tipos y yo con esos tipos tenía contacto”.

El operador de radio mencionó que él pertenecía a un grupo de WhatsAap de hombres que pagan por estar con chicas y en este grupo había varios que conocían a Natalia. Fue ahí donde pilló los engaños. “Yo le conocía (a Lorena) hace dos años y nos veíamos frecuentemente. Me decía que no había nadie más”, comentó Núñez, quien ya tenía decidido lo que iba a hacer. “Yo ya tenía decidido lo que iba a hacer con ella. Yo no le dije nada a ella”, afirmó.

El pasado martes, Lorena y Ulises quedaron en encontrarse en una hora fija, pero luego cambiaron esa hora y quedaron para las 19.00. Mientras estaban juntos, otro hombre, que pertenece al grupo de WhatsAap, habría quedado con Lorena en verse más tarde esa noche. “Mientras estábamos en el motel uno de los del grupo le envía un audio. Le dice que le extraña y que le quería ver cerca de las diez de la noche”, relató Ulises, hecho que le hizo enfurecer por celos. “Ella vino extremadamente sexy y producída. Nunca se arreglaba tanto conmigo. Nos bañamos todo y se volvió a producir . Yo dije: ‘A esta la reviento y que se acabe todo’”, alegó.

crimen. Luego de esa situación, Ulises menciona que salieron del motel en el auto de ella. “Cuando le disparé estábamos en su auto. Agarré y le puse a un costado y me rajé de ahí con su auto, porque varios vecinos salieron a ver qué pasaba”, declaró.

“Luego de dispararle estaba el vidrio astillado. Traspasó la bala. No podía dejar ahí. Tuve que salir de ahí porque mis huellas estaban en todas partes. Estábamos en el centro de San Lorenzo, agarré Mariscal López hasta Toyotoshi, hasta el motel donde siempre nos veíamos. Tenía que esconderla. La acomodé en el auto y estuvimos más de dos horas ahí, y ya de madrugada salí y fuí a una zona oscura. Salí del auto y me fuí caminando a buscar combustible. Luego, vuelvo, estoy solo, meto el combustible, llaveo el auto con la alarma puesta y me voy caminando hasta mi auto que dejé en el centro”, admitió.

“Siempre estaba preparado desde que me enteré. Me subía con ella con el arma. El arma compré de Pedro Juan Caballero hace poco, cuando me enteré que ella se veía con otros tipos”, sentenció.

Fue a Argentina
El jefe de Homicidios, de Investigación de Delitos, comisario principal Fabio Sanabria manifestó que el principal sospechoso del crimen se fugó hacia la Argentina. En la mañana del miércoles, el hombre compró un boleto de colectivo para Buenos Aires, el cual abordó pasado el mediodía. La agente fiscal de San Lorenzo, Liz Recalde, quien tiene a su cargo la investigación del crimen, confirmó ayer que ya emitieron una orden de detención contra el operador.