Política

OCDE plantea reformas en salud, educación y protección social

 

El Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) invita al Paraguay a pasar del análisis a la acción en tres áreas claves: salud, educación y protección social, para ser en 2030 no solo un país más próspero, sino también más inclusivo, eficiente y transparente.

De estos puntos habla el tercer volumen del Estudio Multidimensional con el que la organización colabora con el país para la consecución de sus objetivos de desarrollo. El documento fue presentado oficialmente ayer en sede de la Cancillería Nacional.

El Estudio Multidimensional de Paraguay destaca la necesidad de llevar a cabo reformas sistémicas en las tres áreas mencionadas y colocar a Paraguay en una senda de desarrollo más inclusiva

El sistema de salud enfrenta un doble desafío: reducir el peso de las enfermedades transmisibles, maternas y neonatales, y mitigar el impacto creciente de enfermedades no transmisibles. Más del 20% de los paraguayos aún no tienen acceso suficiente a la salud, y la fragmentación del sistema sanitario genera desigualdades e ineficiencias. “Cada uno del 20% de la población cubierta por el IPS genera un gasto en salud que casi duplica al de los cubiertos por el Ministerio de Salud Pública. El gasto es aún mayor para aquellos cubiertos por la sanidad privada”, resalta.

Ante esta situación es necesario consolidar fuentes de financiamiento de la salud sostenibles para reducir el gasto directo de los hogares, mancomunar los fondos para financiar el gasto sanitario, definir un paquete de servicios garantizados para todos, fomentar acuerdos interinstitucionales más amplios para la provisión conjunta de servicios y mejorar y unificar la compra pública de medicamentos para que estos estén disponibles y a precios más asequibles.

EDUCACIÒN Respecto a la educación, el estudio propone mejorar la calidad para facilitar transiciones de la escuela al mundo laboral. Rediseñar la trayectoria de los docentes desde su formación inicial hasta la medición y recompensa de su desempeño es fundamental para mejorar la calidad educativa.

“Es necesario reforzar el conjunto del sistema de formación de competencias modernizándolo a partir de un marco nacional de cualificaciones desarrollado por los distintos actores del sector público en diálogo con el sector productivo”. El director del Centro de Desarrollo, Mario Pezzini, expresó que “puede ser un gran error” sentarse solo en los resultados macroeconómicos como ocurrió con la Primavera Árabe (Túnez). Por eso, agregó, hay que construir una agenda, “que es la que ya se está diseñando en Paraguay”.

Con relación al sistema de protección social, el estudio plantea refundarlo. “Es necesario reformar el sistema de pensiones para que sea más justo y sostenible. Ello supone un esfuerzo por aumentar la cobertura, a través de la formalización laboral y una estrategia de incorporación de trabajadores autónomos al seguro social”. También reformas que alineen la generosidad del sistema de pensiones con las contribuciones sociales. Es necesario establecer una regulación apropiada para el sistema de pensiones, apoyada por un mecanismo de supervisión adecuado.

El canciller nacional Antonio Rivas Palacios valoró contar con un aliado como la OCDE, de “gran experiencia y prestigio en el análisis y diseño de políticas públicas y estándares de buen gobierno” y agradeció el apoyo de la Unión Europea para la realización del estudio.


Canciller pide



ratificación de un acuerdo con la FAO
El canciller nacional Antonio Rivas Palacios solicitó ayer al presidente del Senado, Blas Llano, priorizar la ratificación de un acuerdo firmado por el Gobierno con la FAO, destinado a la ejecución del proyecto Proeza, para mejorar la capacidad de recuperación de hogares, altamente vulnerables a los impactos del cambio climático.
Proeza se denomina el proyecto que pondrán en marcha el Gobierno y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), sobre pobreza, reforestación, energía y cambio climático.
Implicará un total de USD 90.257.494, de los cuales el Fondo Verde del Clima aportará en modalidad no reembolsable la suma de USD 25.060.376; el Estado paraguayo contribuirá USD 15.864.787 de su presupuesto ordinario y en capital humano. En tanto que la Agencia Financiera de Desarrollo aportará USD 49.332.332, en concepto de Fondo Forestal. El canciller anunció que en noviembre vendrá el director general de la FAO para ver la puesta en marcha del acuerdo Proeza. De ahí la urgencia de la ratificación del acuerdo.

Dejá tu comentario