País

Obispo lamenta que siga la desigualdad

 

El obispo del Vicariato Apostólico del Chaco, Gabriel Escobar, lamentó la situación que atraviesan los compatriotas, principalmente por la falta de gestión y preocupación por el más pobre que sufre por coronavirus en los hospitales. Fue en su homilía en la catedral María Auxiliadora de Fuerte Olimpo.

Cuestionó el privilegio de los parlamentarios y funcionarios del Poder Legislativo al asignarse en plena crisis sanitaria los beneficios de tarjeta de combustible mientras compatriotas se mueren por falta de medicamentos, camas, vacunas y se suma la regulada de los transportistas que facilita el contagio masivo del Covid-19.

“Ocurre frente a los que tienen que cuidar del bienestar de cada ciudadano consumidor del servicio público”.

“Mis hermanos, Jesús vino a este mundo para salvar al mundo y a cada uno de nosotros, pues él no quiere que ninguno de sus hijos se pierda, sin embargo, cuántos este año no podrán pasar la Pascua de Gloria, porque su papá, mamá o hijos no pudieron vencer al mal virósico por la falta de gestión y preocupación por el más pobre”.

El obispo se acordó de aquellas familias de los privados de su libertad, por el secuestro que hasta ahora ninguno de los tres ha vuelto, en referencia a Óscar Denis, Félix Urbieta y Edelio Morínigo. Lo primero que tenemos que hacer es reconocer que nos hemos equivocado en la forma de encarar ciertos problemas que atañen a todo un país para poder iniciar un nuevo rumbo de esperanza. AM

Dejá tu comentario