Política

Norma para financiar los partidos fracasó en el Este

 

La Asociación Nacional Republicana (ANR) había hecho un primer ejercicio de aplicación de la modificación de la Ley de Financiamiento Político –que fue aprobada en diciembre pasado– en las elecciones municipales de Ciudad del Este.

El intento fue un fracaso ya que los balances fueron presentados de forma incorrecta y las instituciones del Estado no estaban listas para aplicar la norma.

En mayo pasado, solo se presentaron siete precandidatos colorados y no pudieron cumplir el proceso, mientras que para las internas del 12 de julio de 2020 se esperan más de 23.000 candidaturas, tornándose imposible de llevar a la práctica.

El secretario ejecutivo del Tribunal Electoral Partidario (TEP) de la ANR, Rubén Rolón, dijo que con el estado actual de la ley, es imposible de aplicar.

“El problema es el plazo, porque una vez oficializadas las candidaturas, los movimientos tienen cinco días para solicitar a la SET de Hacienda el RUC, la ley habla del PIN, que técnicamente es el RUC, para que puedan constituirse hasta el BNF y ellos habilitan una cuenta corriente, todos los ingresos y egresos se deben hacer a través de esa cuenta. Además del desconocimiento de los funcionarios de la SET, los bancos tienden a no habilitar cuentas a los movimientos y partidos políticos. Con el tiempo quizá sea factible, pero hoy como está la ley, es imposible”, explicó Rolón.

El proceso es presentar ante el tribunal electoral del partido su estimación de gasto de campaña. Con este balance, este órgano acude a Hacienda, que debe otorgar un RUC mediante el cual cada movimiento abre una cuenta corriente en el BNF. Tras las elecciones de CDE, este trámite no pudo concretarse por dificultades en el ministerio.

“Con siete movimientos tuvimos problemas en CDE. Para las municipales 2020 están inscriptos 72 movimientos, 23 mil candidaturas se estiman. No van a poder reaccionar en cinco días (desde Hacienda) para darles a todos los movimientos del Partido Colorado un RUC, porque es en simultáneo, hay otros partidos y movimientos políticos”, manifestó Rolón.

El TSJE tendrá para repartir a los partidos un total de G. 55.741 millones, en un año de nuevas elecciones municipales, en caso de aprobarse este monto en el estudio del presupuesto general.

El subsidio a los partidos tiene el objetivo de evitar el ingreso de dinero ilícito, al igual que la ley de financiamiento.

Dejá tu comentario