Sucesos

“No quiero que otras mujeres pasen por lo mismo”, afirma Whittingslow

 

Recientemente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) corrió traslado al Paraguay para que responda la demanda internacional que realizó María Belén Whittingslow. Hoy la joven –con refugio en el Uruguay– menciona que no se resuelve la acción de inconstitucionalidad planteada hace tres años y pide justicia.

Whittingslow había denunciado a su ex profesor de la Universidad Católica (UCA) Cristian Kriskovich, quien es ex miembro del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM).

La denuncia fue por supuesto acoso, pero la causa fue desestimada, ya que la Fiscalía consideró como “galanteo” los mensajes que él enviaba.

Desde Uruguay, en comunicación con ÚH, la joven mencionó que hace tres años está pendiente la acción de inconstitucionalidad planteada el 12 de agosto del 2019 contra la orden de captura en su contra.

Esta orden es en la causa donde ella está procesada por supuesta compra de notas en la universidad. Sin embargo, ella refirió que tiene pruebas de que no estuvo involucrada y de que conoce a los “vendenotas”.

Además, citó el informe de la Dirección General de Auditoría del Poder Judicial, en donde se declaró que la actuación de la jueza Lici Sánchez fue irregular y recomendaban derivar el caso ante el Jurado de Enjuiciamiento.

“Ahora hace falta que la Corte se expida, ya que están concatenados”, mencionó la joven.

LA CAUSA. El caso de compranotas se inició en el 2014, proceso en el que fue incluida Whittingslow. Luego de eso la joven denunció a Kriskovich por supuesto acoso sexual, frustración de la persecución y ejecución penal e instigación a la declaración falsa, ya que este supuestamente, aparte de acosarla, la indujo para que ella se declarara culpable de la compra de notas.

“Quién va a querer denunciar así. La causa está tan bien fundada, tengo apoyo desde el Ministerio de la Mujer, pero la Iglesia tiene mucho poder, mediante el Consejo de la Magistratura y otras instituciones”, afirmó.

La jueza Lici Sánchez, en esta causa había ordenado su captura y la de otros dos procesados en junio del 2019, con el objetivo de interrumpir la prescripción del caso, alegando las numerosas dilaciones de parte de los involucrados.

“En su momento fui acosada por esta persona (Kriskovich) y ahora por el Poder Judicial”, lanzó.

Whittingslow dijo que en el caso, un profesor suyo había dicho que ella rindió la materia en la cual la acusan que compró nota y que el docente se refirió a ella como muy buena alumna.

“Me quiero ir a juicio oral, pero no me quiero ir a juicio oral con una jueza que ordenó mi captura completamente ilegal”, alegó.

MENSAJES. En uno de los chats que había presentado la mujer ante la Fiscalía, Kriskovich le envió un mensaje que decía: “Tener una amiga es como tener una gallina de mascota, tarde o temprano vas a pensar en comértela”. Un galanteo para la Fiscalía.


Quiero terminar con todas estas injusticias, estos actos de corrupción. No quiero que otras mujeres pasen por lo mismo.
María Belén Whittingslow,
denunciante de acoso.

Dejá tu comentario