12 abr. 2024

No fue culpa tuya, ni tampoco mía

HABLEMOS CLARO

La causa penal de un presunto desvío de G. 3.719 millones que correspondían al Ministerio de Agricultura (MAG) y que debían ser destinados a los productores frutihortícolas fue declarada prescripta y dicha resolución confirmada en segunda instancia. Ahora se empiezan a apuntar entre todos la responsabilidad del por qué se hizo el juicio recién tras 7 años.

El caso se había iniciado ya allá por el 2013, cuando se hizo la denuncia. Luego, en el 2014, imputaron a los ex ministros del MAG Enzo Cardozo y Rody Godoy. En marzo del 2015, los fiscales Alba Delvalle y Leonardi Guerrero presentan acusación contra los ex titulares y otras personas, por lesión de confianza, estafa y otros hechos.

El dinero debía ser destinado para poner en marcha proyectos del Programa Nacional de Fomento Pecuario (Pronafope) y de la organización Frente Combatiente contra la Pobreza, en los años 2011 y 2012.

Según la acusación, G. 1.219 millones habrían sido desviados en el periodo en que Cardozo estaba al frente del MAG, mientras que se habrían malversado G. 2.500 millones durante la gestión del ex ministro Godoy.

Pasaron 7 años y recién en el 2021 se logró hacer la audiencia preliminar donde finalmente se determinó que el caso vaya a juicio oral, lo cual ocurrió en setiembre del año pasado.

Es ahí donde el Tribunal de Sentencia integrado por los jueces Elsa García, Yolanda Portillo y Fabián Escobar resuelven que el caso ya estaba prescripto y deciden sobreseer a los acusados.

La Fiscalía apeló y el 30 de diciembre del año pasado, el Tribunal de Apelaciones integrado por los camaristas Agustín Lovera Cañete, Cristóbal Sánchez y José Waldir Servín decide confirmar la prescripción, haciendo una dura crítica a la Fiscalía.

Lovera Cañete consideró a todos los fiscales de la causa como “displicentes”, diciendo que son los responsables de velar por la observancia de los plazos. Dijo que el impulso procesal es tarea exclusiva de ellos. Sostuvo que se frustró dar una pena en el caso, lo cual fue propiciada supuestamente por el actuar de los representantes de la Fiscalía.

Por su parte, desde el Ministerio Público explicaron que la prescripción se debe a reiteradas dilaciones que no fueron sancionadas.

En un comunicado, sostienen que “pese a que en varias ocasiones recomendaron, el órgano jurisdiccional nunca aplicó sanción alguna por las chicanerías excesivas a las que recurría la defensa”.

El caso pasó por varios jueces y llegó en varias ocasiones al Tribunal de Apelaciones, pero nunca sancionaron el sinfín de apelaciones, incidentes y recusaciones.

Ahora, ¿sobre quién realmente recaerá la culpa de que el caso haya estado por 7 años en el Poder Judicial sin poder realizarse la preliminar? Mientras se sigan buscando culpables, muchos otros casos están siguiendo el mismo paso.

La causa donde está procesada la ex titular de Petropar Patricia Samudio sigue parada sin poder fijarse la fecha de preliminar, pese a 6 intentos frustrados. Se habla de un esquema para desviar fondos. La Fiscalía ya pidió que vayan a prisión, por las dilaciones.

También desde hace dos años se está permitiendo dilatar el proceso en contra del ex titular de la Dinac Édgar Melgarejo, quien también afronta juicio por presunta corrupción.

Las masivas chicanas y las autoridades que permiten eso hoy están dejando causas sin justicia y mucho dinero sin ser pagado. ¿Quién se va a hacer cargo de esto?

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.