País

No cometerás adulterio

 

Hoy meditamos el Evangelio según San Mateo 5,27-32.

El día de hoy, las homilías del papa Francisco nos muestran cómo la Biblia cuenta el drama humano en toda su realidad, el bien y el mal, las pasiones, el pecado y sus consecuencias. Cuando el hombre quiere afirmarse a sí mismo, encerrándose en su propio egoísmo y poniéndose en el puesto de Dios, acaba sembrando la muerte.

La Biblia nos muestra. Y el adulterio del rey David es un ejemplo y hemos escuchado lo que dice el profeta a David: “Has hecho lo que está mal a los ojos de Dios” y el egoísmo conduce a la mentira, con la que trata de engañarse a sí mismo y al prójimo. Pero no se puede engañar a Dios. Así como se llega al homicidio a través de las injurias, las ofensas y los insultos, del mismo modo se llega al adulterio a través de las intenciones de posesión con respecto a una mujer diversa de la propia esposa.

Por otro lado, el Papa en una reflexión había comentado que el adulterio, como el robo, la corrupción y todos los demás pecados, son concebidos primero en nuestro ámbito íntimo y, una vez realizada en el corazón la elección equivocada, se ponen en práctica en el comportamiento concreto.

Y Jesús dice: “El que mira a una mujer que no es la propia con ánimo de posesión, es un adúltero en su corazón. Ha comenzado el camino del adulterio. Pensemos un poco sobre esto: Los pensamientos malos que vienen en esta línea”. El hombre y la mujer son creados para Dios y en Dios vamos a encontrar nuestra plenitud, la felicidad, la libertad, en definitiva, la santidad.

(Frases extractadas de https://es-la.facebook.com/fundaciondeiverbum/photos/del-santo-evangelio-según-san-mateo-5-27-32-habéis-oído-que-se-dijo-no-cometerás y https://www.pildorasdefe.net/liturgia/evangelio-del-dia-adulterio-del-corazon-mirar-con-deseo-divorcio-de-su-mujer)

Dejá tu comentario