Gaming

Nioh 2 viaja por el Japón medieval y su mitología a través del videojuego

El estudio japonés Team Ninja ideó un nuevo viaje por la historia del Japón antiguo con Nioh 2, la secuela del exitoso videojuego para PlayStation, que está ambientado en el periodo de guerras Sengoku y ahonda en el folclore popular japonés con los yokais, los demonios japoneses.

Nioh 2, que llega este viernes en exclusiva a PS4, es un juego perteneciente al género tipo Souls, marcado por el alto grado de dificultad y una historia con un profundo arco argumental.

"El primer juego tuvo más éxito del que esperábamos", según reconoció durante la presentación del juego en España Yosuke Hayashi, general producer de Team Ninja, que lleva varios años dedicado a su secuela.

El estudio, que también firma la serie Ninja Gaiden, cuidó al detalle la ambientación del periodo Sengoku, el momento histórico en que se desarrolla la historia y que fue uno de los tiempos de guerra más largos de la región.

"Espero que los jugadores —explicó— puedan conocer este periodo de la historia de Japón a través del videojuego". En Nioh 2, varios personajes históricos como el general Tokugawa Ieyasu, uno de los últimos shogun, acompañan al jugador en su viaje por el Japón medieval.

Le puede interesar: Ghost of Tsushima saldrá para PlayStation 4 el 26 de junio

Como todo título perteneciente al género Souls, el desarrollo de los combates está marcado por la dificultad táctica, Nioh 2 promete ser tan difícil o más que la primera entrega, pero, a diferencia de aquella, los jugadores podrán pedir ayuda a otros aficionados en línea.

El equipo de desarrollo se concentró en trabajar las luchas de catanas y las posibilidades de personalización del personaje principal, que podrá adquirir destrezas de los yokais, los demonios japoneses contra los que lucha, y convertirse en uno de ellos.

"El protagonista podrá decidir cuándo y cómo elegir las distintas cualidades del yokai para derrotar a su oponente", explica el desarrollador. Nioh 2 es una excelente oportunidad para conocer esta importante parte del folclore japonés, que el estudio de desarrollo cuidó al límite.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario