Mundo

Niña de 7 años se cuela en la lista de youtubers más ricos

 

Una niña de 7 años con el nombre artístico de Nastya y un canal llamado Like Nastya se coló como única mujer en la lista de youtubers mejor pagados del mundo que ayer martes hizo pública la revista Forbes, conocida por sus ránkings de mayores fortunas.

Sin sorpresas, la lista la encabeza MrBeast, de 23 años, que el año pasado ganó 54 millones de dólares gracias a los 10.000 millones de visitas que tuvieron sus videos en 2021, que incluyeron extravagancias como pasar 50 horas enterrado vivo o regalar 10.000 dólares a quien se atreviera a entrar en una bañera llena de serpientes.

Con 90 millones de seguidores en su canal, MrBeast (su nombre real es Jimmy Donaldson) dobló sus ganancias el año pasado gracias a operaciones como dar su nombre a una “hamburguesa MrBeast”, que se puede encontrar en 1.600 restaurantes de EEUU y que ya vendió 5 millones de unidades.

Le siguen el boxeador Jake Paul, con 45 millones en ganancias, Markiplier (38 millones de dólares ), la pareja de Rhett and Link (30 millones de dólares), pero en esta lista de varones adultos blancos se cuelan en sus 10 primeros puestos 2 niños: Ryan Kaji, de 10 años y 31 millones de seguidores, que obtuvo 27 millones de ganancias gracias, entre otras cosas, a ropa y productos patrocinados que se venden en los grandes almacenes.

Pero el fenómeno más llamativo es Nastya, la sexta mejor pagada del canal: Emigrada desde Rusia con sus padres, con solo 7 años logró 87,5 millones de suscriptores en el canal en el que relata las actividades casi cotidianas de su vida y con las que ha ganado 28 millones de dólares.

Por ejemplo, uno de los videos más vistos de su canal Like Nastya el año pasado consistió en una reunión con varios amiguitos mientras decoraban pasteles de Halloween.

De los ingresos de los youtubers, la mitad aproximadamente proceden de la publicidad asociada a esos videos, pero varios de ellos están empezando a desarrollar productos propios, lo que puede multiplicar sus posibilidades financieras.

Dejá tu comentario