Política

Nakayama tendrá a 2.500 personas en control electoral

 

En carpas del candidato a intendente por la alianza Juntos por Asunción, Eduardo Nakayama, no quieren dejar nada al azar para el día D, por lo tanto, desplegarán un ejército de personas para el control electoral, constituido por unas 2.500 personas, entre mesarios, veedores y apoderados. Este preparativo se da en el contexto de la denuncia por parte de Nakayama, quien cree que su principal rival Óscar Rodríguez y su equipo preparan fraude electoral consistente en la compra en las mismas mesas electorales.

Nakayama señaló que los preparativos de una amplia red de control de los votos ya formaban parte del trabajo de su equipo, pero ahora es reforzado debido a los indicios de fraude. Por eso redoblarán el control electoral de alrededor de 2.000 a 2.500 personas en unos 140 lugares de votación. “Estamos muy enfocados también en ese trabajo (control), no hay duda de que debemos controlar muy bien el voto. Estamos advertidos de que ellos (los colorados), entre veedores y apoderados, suelen tener la práctica de votar en el lugar donde se les asigna el control, además de hacerlo en su local de votación”, señaló.

Precisamente, una de las “astucias” de los dirigentes y punteros de la política criolla es el denominado voto calesita, que no es sino el doble voto. No obstante, por tratarse de unas generales que tiene como característica la simultaneidad y con las garantías que ofrecerían las máquinas de votación, ello no debería suceder, señalan los expertos.

RECORRIDO. Conforme llega el día de las elecciones municipales, el político liberal refuerza sus visitas y recorridas de campaña, en especial, en sitios de gran afluencia de personas dentro del área capitalina.

Ayer, volvió al Mercado número 4, donde realizó varias propuestas entre los comerciantes del lugar. Del mismo modo, al término manifestó que los propietarios y trabajadores le manifestaron que son periódicamente blanco de coimas.

“Nosotros vamos a hacer que esa sea una práctica del pasado. Si ustedes ya pagan un canon, algo consensuado que les convenga a todos no tienen por qué pagar más por arriba, abajo o por el costado”, señaló.

DESECHAR. En este sentido, Nakayama prometió transparencia y aseguró que desechará esa práctica en el caso de que ser el próximo intendente. Esa promesa satisfizo a los comerciantes.

“Lo que no quiero y no vamos a permitir y les aseguro es que se siga oprimiendo al comerciante, que les sigan extorsionando y coimeando”, enfatizó.

Por la tarde continuó su visita casa por casa en el barrio Nazaret y por la noche se instaló en el Comité 1 de Sajonia.

Dejá tu comentario