Política

Murió OGD, cabeza de un clan que acumuló fortuna y poder en Luque

La vida del otrora intocable senador Óscar González Daher (OGD) se apagó ayer súbitamente. Sus seguidores lo lloran en Luque, ciudad desde donde construyó un imperio político y económico.

Ayer, alrededor de las 17:45, falleció el ex senador colorado Óscar Alberto González Daher. El político, de 68 años, miembro de la Asociación Nacional Republicana (ANR), agrupación de la cual formó parte a pesar de múltiples denuncias y una condena en contra, fue auxiliado por su hija María Emilia González Chaves, quien lo acompañó hasta el Sanatorio Unimedic, donde se le realizó la reanimación cardiaca, sin éxito, según informó la Policía Nacional.

González Daher fue conocido como uno de los principales manipuladores de la Justicia paraguaya y uno de los políticos más influyentes. Fue presidente de la Cámara de Diputados, titular del Congreso y presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) durante varios periodos.

Se ufanaba de su poder político, escapando de las manos de la Justicia por lustros, como quedó comprobado con el caso de su evasión de impuestos (2010), caso que fue descubierto en una investigación del diario Última Hora. Además, aunque en el último año fue condenado, convirtiéndose en el primer ex integrante del Congreso en recibir un castigo judicial, ni siquiera cumplió formalmente la pena. Tras ser expuestos a finales de 2017 los audios donde se lo escuchaba presionando a jueces y fiscales, empezó su caída de los altares del poder político.

En palabras del analista político Alfredo Boccia Paz, el ex legislador “construyó en Luque una inmensa estructura política sostenida en el clientelismo local –Municipalidad, Aeropuerto y Dinac– y ampliada luego a nivel nacional cuando logró ser parlamentario y se le abrieron las puertas para traficar influencias”.

“Se convirtió en el amo del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, desde donde mantenía arrodillados a jueces y fiscales temerosos de perder el cargo”, escribió Boccia hace un par de meses, cuando condenaron a González Daher por enriquecimiento ilícito y declaración falsa.

Repudio. Tras los audios filtrados del JEM, los escraches en contra del ex senador no cesaron y así se convirtió en el primer parlamentario expulsado por sus pares. No contento con su salida del Congreso, siguió con su candidatura para volver a la Cámara Alta, apoyado por figuras como el ex presidenciable Santiago Peña, quien afirmó que los cuestionamientos en contra de OGD solamente eran piedras que se tiraban “al árbol que da frutos”. Así, fue reelecto para el periodo 2018-2023, pero la presión ciudadana lo obligó a apartarse definitivamente del Senado a meses de asumir el cargo.

Por si fuera poco, González Daher fue el pionero de los políticos paraguayos declarados como “significativamente corrupto” por el Gobierno de Estados Unidos. Sin embargo, en su feudo, Luque, todavía tiene simpatizantes, la mayoría de ellos funcionarios que él ubicó, quienes lo lloraron ayer y lamentan su partida.

OGD incluso se sentía impune días antes de su muerte, que hasta hizo campaña a favor de su hijo Rubén González Chaves, reelecto concejal de la ciudad centralina; pero el clan, que también tiene en sus filas a procesados como Ramón González Daher (hermano del ex parlamentario) y su hijo Fernando González Karjallo, quedó sin su líder.


El velatorio
Allegados al ex senador informaron ayer que el velatorio se realiza en la casa de la familia González Daher, en Luque. La despedida al político colorado se realiza en medio del dolor de sus simpatizantes, quienes no dejaron de alabarlo desde ayer, afirmando que hizo muchos favores, no solo a personas de su partido, sino de todas las agrupaciones políticas. La sepultura será hoy y, según los datos, la hora del entierro es por la tarde.

Dejá tu comentario