País

Municipalidad hizo millonario pago en tiempo récord por costosos insumos

Productos médicos encontrados por menos del 50% en el mercado aparecen con precios elevados en facturas del único proveedor del rubro de artículos sanitarios contratado en el 2020 y 2021.

Bajo el llamado de Adquisición de artículos de seguridad sanitaria para evitar contagio del virus Covid-19, en marzo de 2020, como único proveedor Diest Medicinal SRL dotó a la Municipalidad de Asunción con artículos de insumos médicos específicos que representarían a costos mayores a los manejados en el mercado y se le pagó por los insumos en tiempo récord.

Entre los artículos se encuentran unos 20 saturómetros a G. 885.000, de los que se desconoce especificaciones técnicas, se encuentran cánulas nasales para oxígeno terapia valuadas a G. 55.000, con un costo unitario en el mercado de G. 25.000. La Comuna también adquirió batas quirúrgicas por G. 67.800 cuando en marzo de 2020 se encontraban a G. 20.000. Solo en unas 5.000 batas la erogación de la Comuna fue de G. 339.900.000.

Favorito en contratos

Diest Medicinal celebró contratos por más de G. 1.000 millones con la Municipalidad de Asunción, ambos por el mismo rubro celebrados, el primero en marzo del 2020 y el segundo en febrero de 2021. La empresa que cumpliría con el contrato en junio de 2020, fue beneficiada con una adenda para extensión de plazo hasta el 30 de diciembre con una ejecución fijada hasta el 2 de diciembre por G. 795.643.000, según el último informe.

Y a tan solo dos meses volvió a beneficiarse con otro contrato por el mismo rubro por G. 350.000.000, del que se desconoce las especificaciones y facturas.

Diest Medicinal, de Benicio Cano Martínez, es miembro del clan familiar que se alzó con más de G. 1.000 millones en adjudicaciones junto a las empresas Bastian Comercial, de María Victoria Cano Torres, que operó bajo el poder de Ramón Cano Martínez y La Comercial Asuncena, de Benicio Cano Martínez.

Pagos celerísimos

De marzo a diciembre, con tres empresas y pagos liberados con un promedio de espera de 15 días, el clan Cano le facturó a la Municipalidad unos G. 1.251.212.200.

En el día mismo del inicio del contrato, 13 de marzo de 2020, la Municipalidad emitió dos pedidos de insumos a Diest Medicinal por un total de G. 166.695.500 que le fueron abonados íntegramente el 27 de marzo.

En abril, con el ingreso del contrato de Bastian Comercial, de María Verónica Cano Torres, la familia Cano cobro el 28 del mes G. 42.475.000 por los artículos de limpieza; y G. 100.397.000 por los medicamentos. Incluso el 15 de junio con cheques correlativos Bastian Comercial con el cheque número 5582683 cobró G. 38.775.000 por detergentes y Diest con el número 5582684, unos G. 143.130.000.

En julio Bastian recibió un pago de G. 71.540.000 por más artículos de limpieza; y Diest G. 70.697.000. En agosto; G. 10.790.000 y G. 64.362.000 llegaron a las empresas con vínculo familiar.

En setiembre, Bastian sumó dos facturas canceladas por G. 63.820.000 y G. 6.040.000, esta última operación contempla pedidos remitidos solo 7 días antes del desembolso. Mientras que Diest sumó el cobro de G. 128.725.000. En este mes los Cano, suman a La Comercial Asuncena que inicia con un pago de G. 201.355.000 por el rubro de kit de alimentos para los bañados. Sumando G. 399.900.000

En octubre las dos empresas suman G. 85.783.500 y en diciembre G. 56.627.200.

  • G. 795 millones, Diest Medicinal firmó contrato por provisión de insumos con plazo extendido hasta diciembre.
  • G. 350 millones, Diest inicio en enero del 2021 con un nuevo contrato para proveer los mismos insumos a Comuna.

SET continuará el análisis de las facturas de los proveedores

Diferencias en la dirección de la empresa en las facturas utilizadas para el cobro de servicios a la Municipalidad de Asunción, y el registro ante la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), figuran entre las primeras inconsistencias encontradas por la SET en el proceso de investigación que inició tras la publicación de los documentos de la ejecución del presupuesto de emergencia Covid-19 de la Comuna capitalina.

El organismo de Estado, anunció que seguiría analizando los documentos que corresponden a la administración de Óscar Nenecho Rodríguez.

Con el procedimiento, la SET, se verificará si las empresas proveedoras, están legalmente constituidas y si prestan los servicios declarados.

Hasta el momento la SET comunicó que se encontró que la empresa Cova de Juan Rodríguez, consigna en su factura que está ubicada en Villa Elisa, pero en realidad se encuentra en San Lorenzo. Cova firmó contrato con la Municipalidad por G. 299.916.000, en concepto de artículos de limpieza. La empresa en principio figuraba como del área de la construcción. Al respecto, Óscar Orué, aclaró que una firma puede declarar hasta seis tipos de actividades económicas, y que desde su secretaría se centrarían en verificar el cumplimiento de las empresas. Las posibles sobrefacturaciones correspondería a Contraloría.

Dejá tu comentario