Sociales

Muñecos de apego, un vínculo de afecto y calor

 

En los últimos años hemos visto cómo los muñecos de apego o amigurumis han tomado un protagonismo significativo dentro del mundo de los bebés. Desde los cuneros en los hospitales hasta las camas en casa, estos pequeños amiguitos de croché tienen la loable misión de acompañar y dar calor a los pequeños.

“El muñeco de apego es aquel objeto especial para el bebé, indispensable a la hora de dormir, cuando necesita consuelo y que de alguna manera representa a la mamá dándole seguridad”, menciona Senaida Franco, propietaria de Yrasema Inspiraciones.

OBJETIVO. La función de estos objetos, según comenta Senaida, es la de dar un acompañamiento y confianza a los bebés y estos no son cualquier cosa. “No se trata de cualquier muñeco, sino de uno en particular al que el bebé otorga protagonismo. Este lo ayudará a transitar la etapa en la que pasa de la dependencia de una sensación de fusión con mamá a una mayor autonomía, por eso también se le llama objeto transicional”, indica.

Por otra parte, menciona que estos son de mucha ayuda cuando los bebés pasan por la conocida crisis o angustia del octavo mes, donde se conocen como un ser independiente a mamá. “Este objeto de apego lo ayuda a superar ese momento, aunque el apego del niño a este muñeco puede aumentar entre los 2 y 5 años, cuando va viviendo nueva experiencia, como por ejemplo ir al jardín, conocer nuevas personas, etc.”, agrega.

Estos aliados de mamá están hechos de hilo 100% algodón, relleno hipoalergénico, con apliques de ojos y narices con todos los cuidados. “Siempre digo a los papis que es importante la seguridad a la hora de elegir un muñeco de apego. Debe ser 100% algodón, puntos bien cerrados que no se vea el relleno, ojos o narices de seguridad relleno hipoalérgenico, blandito y abrazable”, sostiene.

Seneida indica que son de mucha ayuda para la mamá a la hora de volver al trabajo, ya que cumplen una función muy significativa y de ayuda para el bebé. “Ayuda al bebé a que aprenda a dormir solo, en la mayoría de las veces lo consuela en momentos de angustia y deposita una carga afectiva. En general tiende a sustituir lentamente la seguridad y placer que brinda los brazos de mamá”, añade además de que estos no son de uso obligatorio y es opcional de los padres. “Es importante comprender que es completamente sano y natural tanto tener un muñeco de apego como no tenerlo, y forma parte de un proceso de evolución y maduración. Por lo tanto, no hay que forzar al bebé ni a adoptarlo ni tampoco a desprenderse de él”, indica.

REGALO. Por lo general, estos muñecos no faltan entre los varios regalos que reciben las futuras mamás, aunque están más ligados a los bebés, son un regalo ideal para niños y adultos. “Por lo general son los regalitos más solicitados para baby shower o nacimientos. El bebito al nacer ya conoce a su amiguito de apego”, añade.

La preparación de cada muñeco lleva días, son únicos y vienen cargados de amor, calor y seguridad.


AMIGABLES. Los muñecos de apego son hechos con amor y además utilizados para dar confianza y compañía a los recién nacidos y a los más pequeños de la casa.

Vínculo afectivo y emocional
La doctora Karen Butterworth refiere que los muñecos de apego son objetos con los cuales los bebés y niños pequeños crean un vínculo afectivo y emocional. También brinda a los más pequeños cierta confianza y compañía cuando la madre no está. En los hospitales son de mucha ayuda para los recién nacidos que están en las incubadoras puesto que se utilizan como apego simulando el cordón umbilical que está en contacto permanente con el bebé dentro del útero.

Dejá tu comentario