País

Multa por el desmonte hallado llegaría a más de G. 800 millones

 

Tras la constatación de deforestación en dos establecimientos del Departamento de Boquerón, anuncian que los responsables se exponen a multas mínimas de 10.000 jornales (G. 812.520.000), por tratarse de más de 1.000 hectáreas deforestadas, y penas de cárcel de ocho años. Según el director jurídico del Instituto Forestal Nacional (Infona) Víctor González, prevén otros dos allanamientos en establecimientos de importantes extensiones.

En el último operativo del viernes se allanaron 8.000 hectáreas, tras un trabajo conjunto entre el Instituto Forestal Nacional (Infona), el Ministerio Público y la Policía Nacional. Se intervinieron dos establecimientos en el Chaco.

La primera propiedad allanada fue la estancia Solitario, en zona del río Pilcomayo, donde se verificaron cerca de 6.000 hectáreas. Las tierras estarían vinculadas al ex gobernador de Canindeyú, Alfonso Noria Duarte, quien sostiene que en realidad la propiedad es de su padre.

En dicho establecimiento se incautaron maquinarias de desmonte y armas de fuego.

El segundo allanamiento fue en la propiedad de Miguel Ávalos, donde se verificó la presunta deforestación de 2.000 hectáreas. En el inmueble, también del Departamento de Boquerón, se incautaron armas comunes y armas de guerra, dos topadoras, dos aserraderos móviles e incluso animales silvestres en cautiverio que fueron rescatados.

“Los personales se excusaron señalando que estaban realizando limpieza de pastura pero la infraestructura no se ajustaba solo a ese tipo de trabajo, además se halló un aserradero clandestino”, comentó el abogado.

De acuerdo a datos del Infona, 24% del cambio de cobertura forestal en el Chaco aún no se encuentran en su totalidad catastrados. Según González las infracciones frecuentes son: cambio de uso de suelo sin plan aprobado, incumplimiento de planes aprobados y la industrialización de productos forestales sin aprobación.

Según el modelo de desarrollo sostenible y la legislación forestal, los propietarios de tierras rurales en el Chaco, deben conservar aproximadamente el 45% de la superficie boscosa.

8.000 hectáreas, aproximadamente,suman las áreas allanadas este viernes en el Chaco por deforestación.

Ex gobernador sostiene que la propiedad allanada es de su padre
El ex gobernador del Departamento de Canindeyú Alfonso Noria Duarte (ANR cartista) afirmó que las tierras allanadas el viernes en el Chaco están en un proceso de usucapión. La misma es planteada por su padre, Alfonso Noria Benítez, desde el año 2015, contra la firma alemana Finanz Establishment, que, según él, abandonó la propiedad hace mucho tiempo. “Esas tierras no son mías como se publicó, allí existen muchos ocupantes, entre ellos yo”, señaló. Noria Duarte negó que haya deforestación, al menos en la zona donde están ocupando a la espera de la sentencia judicial sobre la usucapión, “al lado de la propiedad sí se encontraron maquinaria y evidencias”, refirió. Aseguró que se pone a disposición de la Justicia para aclarar las dudas que surjan al respecto, informó el corresponsal de ÚH en Canindeyú, Elías Cabral. El ex jefe departamental exhibió documentos sobre el inmueble en cuestión, cuyo expediente Nº 134/2015 data del mes de setiembre del 2015, caratulado “Juicio; Alfonso Noria Benítez contra la firma Finanz Establishment sobre prescripción adquisitiva de dominio”.

Dejá tu comentario