País

Muerte de médico opaca arribo de dosis en el Este

 

La buena noticia de la llegada de la vacuna contra el Covid-19 al Alto Paraná fue opacada ayer por el fallecimiento de un médico, a causa de este virus.

Las dosis anti-Covid llegaron muy tarde para el doctor Fabio Franco, quien perdió la vida luego de 40 días de estar internado en el Hospital Respiratorio Integrado. Allí había ingresado con su padre Tranquilino Franco, a inicios de este año.

El padre del médico falleció hace dos semanas a casi un mes de estar en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), de acuerdo con lo informado ayer por la X Región Sanitaria.

Hoy, 150 funcionarios del Ministerio de Salud Pública que están en la primera línea en la lucha contra el coronavirus recibirán la primera dosis de la vacuna Sputnik V. El primero en ser vacunado será el doctor Pablo Cabral, jefe de la UTI del Hospital Respiratorio Integrado, con sede en el Hospital Regional del Instituto de Previsión Social en Ciudad del Este. Son 300 las dosis recibidas para el Alto Paraná. La segunda dosis será aplicada a tres semanas de la primera a los que voluntariamente se han registrado para la vacunación.

Las vacunas llegaron vía aérea en un avión de las Fuerzas Armadas al aeropuerto de la Itaipú Binacional de Hernandarias, desde donde fueron trasladadas con fuerte custodia militar y policial hasta el Hospital Regional de la X Región Sanitaria, para ser ubicadas en una de las dependencias. Un equipo de refrigeración mantiene las vacunas a una temperatura de -18 grados, con fuerte custodia por parte de cuatro militares por turno.

Las 300 dosis forman parte de las 4.000       que llegaron el jueves pasado al país, como un adelanto de un millón de dosis para el Paraguay. Se espera que esta semana se confirme el cronograma de entrega de las vacunas provenientes del mecanismo Covax, de acuerdo con lo informado ayer en la X Región. E.M.

Dejá tu comentario