Economía

MOPC rescindirá contrato con Mota y el Metrobús seguirá esperando

 

El titular del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Arnoldo Wiens, finalmente rescindirá el contrato con la firma portuguesa Mota Engil, principalmente por los atrasos de las obras del Metrobús, según informaron anoche fuentes de la cartera.

Las autoridades del MOPC se reunieron ayer con los abogados de la contratista, quienes llegaron de Portugal el miércoles último y, según trascendió, estos manifestaron que ya no tienen intenciones de seguir con las obras y todo apunta a que también dejarían el país.

La empresa habría pedido incluso más tiempo al MOPC, lo cual tampoco fue aceptado. Aunque las altas autoridades no quisieron confirmar la información, alegaron que hoy habrá un desenlace sobre el tema.

menos máquinas. Ingenieros cercanos a la obra confirmaron ayer que Mota incluso ya disminuyó la cantidad de máquinas y personal en la zona de obras.

Hoy vence el plazo de la prórroga del preaviso de suspensión de los trabajos del corredor central del Metrobús, que se había acordado en un acta de entendimiento firmado por Wiens, en representación del MOPC, y João Figueredo, representante de Mota Engil.

En los últimos días había una interrogante sobre si Mota continuaría con las obras o si habrá una rescisión del contrato. Wiens había especificado que seguían trabajando incansablemente, pero que hoy tendrá más claro el panorama.

Según trascendió, para evitar la paralización de los trabajos, el MOPC otorgaría la terminación de la construcción a otra compañía, concretamente al consorcio de la firma paraguaya DC Ingeniería SA y la uruguaya Stiler SA, que fue adjudicado para las obras del tramo céntrico. Sobre el punto, Wiens dijo que “no se puede así entregar a otro”, dando a entender que habría otra licitación.

Desde el 17 de agosto pasado, el ministro instaló una mesa de crisis para encontrar salida a los problemas del Metrobús, luego de que la contratista Mota Engil haya informado sobre sus intenciones de suspender las obras.

Para evitar una paralización en setiembre pasado, ambas partes firmaron un acta de entendimiento para que los trabajos sigan temporalmente, donde la contratista solo extendió su preaviso de suspensión de obras hasta el 19 de octubre, plazo que vence hoy. Según trascendidos, la rescisión se concretaría en malos términos, ya que la administración anterior no multó a la empresa por los atrasos.

Dejá tu comentario