País

Modificaban el sistema informático para bajar tributos y cobrar coimas

Dueño del restaurante La Tarantela denunció que con facturas adulteradas redujeron en la Comuna de Asunción, de G. 75 millones a 32,5 millones sus impuestos y tasas. Critican inacción de Fiscalía.

Nuevas dependencias de la Municipalidad de Asunción van siendo salpicadas por denuncias de corrupción a raíz de la existencia de cajas paralelas que constituyen un daño patrimonial considerable por las millonarias sumas que lejos de ir a parar a las arcas de la institución van a bolsillos de funcionarios deshonestos.

A los casos de desvíos por licitaciones amañadas, barreras mau de la PMT, venta irregular de casillas en el Abasto (ver infografía), se suma el que afecta al restaurante La Tarantela. Su propietario, Juan Galeano Grassi, denunció haber sido víctima de una propuesta de modificación del sistema informático para reducir el monto de sus tributos y de un pedido de coima por parte de funcionarios de la Dirección de Recaudaciones.

El empresario explicó que todo sucedió en abril del año pasado, en la Oficina de Gestión Tributaria, donde tras obtener el reporte final de su cuenta por cuatro inmuebles, de G. 75 millones, recibe la propuesta del funcionario Néstor Pereira de bajar ese monto, ya que tenían todo un sistema para ello, introduciendo algunas quitas, cambiando datos y otras modificaciones.

“Le di dos números de mis cuentas catastrales. Me dijo que vuelva al día siguiente y en solo 24 horas ya me entregaron los extractos con los impuestos totalmente modificados. Por un inmueble debía más de G. 7 millones y lo bajaron a G. 3 millones y los G. 5 millones por tasas se redujo apenas a G. 900.000”, precisó.

FISCALÍA. Seguidamente, Galeano Grassi comentó que le pidió incluir las cuatro cuentas catastrales y que el empleado le pidió más tiempo para hacer la reducción impositiva y que una vez aceptado procedió a llamar al entonces fiscal René Fernández, quien derivó la denuncia a la fiscala Marlene González.

“Fui a la Fiscalía con los extractos adulterados y ahí se decidió impulsar un operativo encubierto. Luego de dos o tres días fui a la Comuna y ya me bajaron a G. 32,5 millones mi cuenta, donde de un plumazo hicieron desaparecer más de G. 40 millones. Cuando fui a que me den las facturas adulteradas para pasar a pagar en caja ya me pidieron que deje G. 7,5 millones de coima para los muchachos”, precisó.

Resaltó que el lunes 22 de abril, en horas de la tarde, se sentó con los funcionarios Néstor Pereira y Miguel Mendoza (de quien dijo es operador del ex intendente Arnaldo Samaniego), con la sorpresa de recibir una factura por solo G. 25 millones y otras facturas aceradas, con montos a pagar a cero, donde crearon un crédito fiscal por los G. 7,5 millones de coima, con lo que compensaban la deuda.

Aclaró que todo fue filmado con cámaras y grabado por orden judicial y que los funcionarios fueron detenidos, imputados, estuvieron un mes y medio en Tacumbú y obtuvieron prisión domiciliaria.

Explicó que la causa se dividió en dos: Por un lado el cohecho pasivo por coimas, que se elevó a juicio oral, y por el otro el de la adulteración de sistema informático que sigue en Delitos Económicos y donde todavía no hay imputados. “La Fiscalía no se movió y ya va casi un año”, lamentó.

La ex directora de Transparencia de la Comuna, Carina Benítez, manifestó que hay siete empleados de varias dependencias involucrados en las investigaciones de este caso que llevaron seis meses, entre ellos Lissie Quiroga, de la Dirección de Catastro.


Datos adulterados en facturas 2020
Juan Galeano Grassi, dueño de La Tarantela, señaló que ya recibió facturas de pago de impuesto y tasas correspondientes al 2020, con la sorpresa de que vienen con los montos que fueron adulterados. “Las facturas con montos menores a los que tengo que pagar me llegan con un mensaje del intendente Nenecho Rodríguez donde dice que cada guaraní se utilizará en obras y mejoras viales, limpieza y esas cuestiones”, sostuvo.
Expresó que quiere saber qué medidas tomará el actual jefe comunal, ya que como ciudadano asunceno espera que se destituya a todos los empleados involucrados, visto que hay información que Mendoza sigue en la institución. “Soy muy conocido. Contratar un sicario no cuesta nada. Dos o tres balazos y ya. Me jugué por Asunción, espero lo mismo de las autoridades actuales”.
Resaltó la tarea investigativa hecha por Transparencia Municipal para detectar casos de cajas paralelas en la PMT, el Abasto y Recaudaciones, por lo que le pareció inexplicable y llamativo que hayan degradado a jefa a la directora Carina Benítez.

Los de abajo solo articulan el tema. Aquí hay varios cerebros involucrados. Mi caso es solo la punta del iceberg.
Juan Galeano Grassi,
empresario.

Hay un circuito de corrupción que abarca varias dependencias. El sistema es vulnerable a más no poder.
Carina Benítez,
jefa de Transparencia.

corrupción municipal

Dejá tu comentario