Sucesos

Ministro y comandante, embretados en el Senado

 

El ministro del Interior Arnaldo Giuzzio y el comandante de la Policía Nacional Luis Arias prácticamente fueron interpelados por algunos senadores ayer, por la ola de inseguridad y los casos de sicariato. La reunión con la mesa directiva y líderes de bancada duró casi tres horas.

Giuzzio remarcó que nunca antes se peleó tanto contra el crimen organizado ni existieron más expulsiones que en este gobierno, citando a Marcelo Piloto y Jarvis Pavão, extraditados a Brasil.

Sostuvo que el principal problema es la impunidad, y que se necesitan condenas. Puso como ejemplo la prescripción de los casos “coquitos de oro”, que involucraba a Camilo Soares.

“Hay un Poder Judicial débil”, sentenció el ministro político del Ejecutivo.

Aseguró que el crimen organizado no va a sobrepasar a los organismos de seguridad, y los comparó “con ratas que se escabullen”.

“Cuando se empieza a apretar de ese lado, empiezan a salir por diferentes lugares. Que no extrañe, que mientras se esté apretando en Pedro Juan, todos esos delincuentes pueden venir hacia acá, ir en otros lugares”, fue su advertencia.

Indicó que firmó un convenio con el ministro de Justicia brasileño para la instalación de un comando bipartito para la lucha contra el crimen organizado.

En este contexto, habló de la importancia de manejar información, como el hecho de que el vehículo que utilizaba Bebeto era robado.

Mencionó un plan sobre seguridad , que viene ya desde la era de Nicanor Duarte Frutos, y que recién ahora baja en terreno. Alegó que se están instalando cámaras en rutas de la zona norte.

Además, manifestó que los policías que van a la frontera rápidamente se contaminan, afirmando que se quintuplicó el dinero proveniente del narcotráfico.

Giuzzio dijo que está de acuerdo que para los ascensos se tengan en cuenta los méritos, y que sede establecer un mecanismo de control, ya que enfrentar al crimen organizado es difícil.

El comandante alegó que, dentro de sus limitaciones, están tratando de hacer lo humanamente posible, pero que se necesita un trabajo coordinado con el Ministerio Público y el Juzgado. Refirió que los presos cuando recuperan su libertad se vuelven más delincuentes, y sugirió fortalecer los centros de rehabilitación.

Tras la reunión, el senador Pedro Santa Cruz sostuvo que en casi todas las consultas tanto Giuzzio como el comandante evadieron las respuestas.

Dejá tu comentario