Arte y Espectáculos

Mick Jagger reaparece lleno de energía tras su operación del corazón

Con un Mick Jagger rejuvenecido y energético como siempre, sin rastros de su reciente operación de corazón, los Rolling Stones iniciaron en Chicago su gira No Filter por Norteamérica, que finalizará el 31 de agosto en Miami después de 17 conciertos.

Fue la primera presentación en público de Mick Jagger después que le reemplazaran la válvula cardíaca en abril pasado, pero el legendario cantante se movió como tiene acostumbrados a sus seguidores en el escenario, con sus habituales contorsiones.

Leer más: Mick Jagger se recupera de una exitosa operación del corazón

Según reportes de prensa, un médico cardiólogo estuvo a la orden durante el concierto, pero no fue necesario, porque el cantante de 75 años se veía en forma, enérgico y particularmente animado.

Mick Jagger recorrió más kilómetros que un maratonista en la noche del viernes, en el amplio escenario levantado en el estadio Field, escribió el cronista del Chicago Tribune, y si la gente del libro Guinness hubiera estado presente, "registraría su récord de cambios de vestimenta en escena", desplazando a la cantante estadounidense Cher, agregó.

Embed

Conversador con el público, como es habitual, Jagger no hizo referencia en ningún momento a su enfermedad, dijo que este era el trigésimo octavo concierto de la banda en Chicago y el octavo en el mismo escenario.

Pero a continuación interpretó la balada Angie acompañado de guitarra acústica y cuando cantó la frase "¿No es estupendo estar vivo?", los 60.000 espectadores estallaron en aplausos.

Leer también: The Rolling Stones anuncia gira por Estados Unidos en 2019

El concierto duró dos horas, durante las cuales la mítica banda británica interpretó 20 de sus grandes éxitos, pero ninguna de las canciones de su álbum más reciente de 2016, Blue & Lonesome.

El público vibró con viejos clásicos como Tumbling Dice, Start Me Up, Brown Sugar, Honky Tonk Women, Let's Spend the Night Together, Gimme Shelter, Sympathy for the Devil y You Can't Always Get What You Want, hasta el cierre con Satisfaction y el estallido de fuegos artificiales.

Embed

La gira, que tuvo que ser aplazada y reprogramada por los problemas de salud de su líder, incluye un nuevo concierto en Chicago el martes, y luego cruzará la frontera norte de Estados Unidos para presentarse en Ontario, Canadá (29 de junio).

El recorrido seguirá por Washington DC (3 de julio), Foxboro (7 de julio), Nueva Orleans (14 de julio), Jacksonville (19 de julio) y Filadelfia (23 de julio).

Después vendrán los conciertos en Houston (27 de julio), East Rutherford (1 y 5 de agosto), Denver (10 de agosto), Seattle (14 de agosto), Santa Clara (18 de agosto), Pasadena (22 de agosto), Glendale (26 de agosto) y finalmente Miami (31 de agosto).

Fuente: EFE

Dejá tu comentario