Deportes

Merecido premio

Olimpia derrotó por penales a Libertad por 5-4, tras igualar 1-1 en los 90'.

Olimpia es otro. Sin dudas, un cambio tremendo. Jugó con intensidad, con altura, una instancia decisiva para meterse a la final de la Copa Paraguay. Venció a Libertad por penales con una gran actuación de Gastón Olveira, que se probó desde los 12 pasos.

En el trámite del juego, el Decano tuvo muchas oportunidades claras frente al arco de Silva, algunas de ellas hasta fueron salvadas de la línea de gol por los defensores.

Aunque el Repollero también tuvo lo suyo con un Lorenzo Melgarejo que jugó de 7 puntos para arriba.

Otro valor que recuperó Libertad es Iván Piris, quien con confianza y mucho despliegue lideraba los ataques desde su lateral.

Si hablamos de destacar, Derlis González es el eje del ataque franjeado, siempre movedizo y con el arco de frente, generaba constante peligro. Aprovechaba las llegadas de Mateo Gamarra y Fernando Cardozo que le daban dinamismo al ataque; además de Roque Santa Cruz como distractor en la marca de centrales.

Derlis fusiló a Silva al aprovechar un pase de Roque para el primer gol del juego y el empate llegó con un cabezazo de Melgarejo, tras centro de Piris.

La definición fue a los penales, donde apareció Olveira, a quien no lo teníamos como penalero y fue al lugar donde remataron todos los jugadores de Libertad, tapando el primero, el de Vangioni, para meter a Olimpia a la final.



La figura
Derlis González
El delantero franjeado nuevamente desequilibrante; fue decisivo y siempre peligroso, anotó y brilló.

Dejá tu comentario