Sociales

Meghan Markle, esposa de Enrique, dio a luz a un varón

 

La duquesa de Sussex, Meghan, esposa del príncipe Enrique del Reino Unido, dio a luz a un niño, informó ayer el Palacio de Buckingham. El bebé, séptimo en la línea de sucesión de la corona británica, nació a las 5.26 del lunes, hora británica, y pesó al nacer 3,3 kilos, de acuerdo con la fuente, que señaló que madre e hijo se encuentran bien de salud.

El palacio explicó que la reina Isabel II, de 93 años, y su esposo, el duque de Edimburgo, de 97, los duques de Cambridge y otros familiares han sido informados y están “encantados con la noticia”.

La madre de la duquesa, Doria Ragland, está también “feliz” con la llegada del pequeño y acompaña a la ex actriz de 37 años en la residencia de los duques en Frogmore Cottage, en los terrenos del castillo de Windsor.

Emocionado. En declaraciones ante las cámaras desde la finca real, Enrique expresó su “emoción” por el nacimiento del niño y adelantó que la pareja anunciará el nombre en “un par de días”. “Ha sido la experiencia más increíble que podía haber imaginado”, afirmó el hijo menor del príncipe Carlos y la difunta princesa Diana. “Cómo las mujeres hacen esto está más allá de toda comprensión”, dijo.

Además, reveló que estuvo presente en el parto y lo describió como una experiencia “increíble, absolutamente increíble”, y agregó: “Estoy muy orgulloso de mi esposa”.

“Estamos absolutamente emocionados y agradecidos por el amor y el apoyo de todos, ha sido fantástico, quería compartir esto con todo el mundo”, añadió.

Enrique reveló además que el bebé llegó un poco más tarde de lo previsto –se había anunciado su nacimiento para finales de abril o principios de mayo–, de modo que la pareja ha tenido “más tiempo” para pensar en su nombre, que anunciará “en un par de días”.

La pareja habría dado la bienvenida a su primer hijo en su hogar, Frogmore Cottage, como estaba previsto, y no en un hospital como se especuló en las últimas horas, pero es algo que por el momento no ha sido confirmado por fuentes oficiales.

El recién nacido es el octavo bisnieto de la reina Isabel II y el séptimo en la línea de sucesión al trono del Reino Unido. Está por detrás del príncipe Carlos; su primogénito, el príncipe Guillermo, y los tres hijos de este –Jorge, Carlota y Luis– y de su padre, el príncipe Enrique.

Título del bebé. No ostentará el título de príncipe o de Su Alteza Real porque en 1917 el rey Jorge V limitó estos títulos a la estricta familia real. El niño será conocido como conde de Dumbarton y se le tratará de lord porque está permitido que el primer hijo de un duque, en este caso el de Sussex, utilice algún otro de los títulos nobiliarios de su padre. El príncipe Enrique recibió el día de su boda con Meghan, el pasado 19 de mayo de 2018, los citados condado y ducado. Pero la reina podría cambiar esto como ya lo hizo antes del nacimiento del primogénito de los duques de Cambridge, a quien otorgó el rango de príncipe, aunque este nuevo bebé está mucho más lejos en la línea de sucesión.

De acuerdo con las normas del rey Jorge V, el hijo de los duques de Sussex se convertirá eventualmente en príncipe cuando el príncipe Carlos se convierta en rey por ser los descendientes del hijo del monarca. Por eso, aún ocupando la séptima posición al trono, la reina podría concedérselo antes para no tener que cambiarlo cuando se produzca ese relevo real, a no ser que el príncipe Enrique y su esposa prefieran que el menor mantenga un perfil nobiliario más bajo.

BAUTIsMO. El bebé será bautizado por la Iglesia anglicana, vestido con una réplica del traje de encaje y satén que llevó la hija mayor de la reina Victoria en 1841. El original, que lucieron 62 bebés de la familia real, no se utiliza desde 2004 para que no se deteriore. El embarazo de Meghan Markle se anunció el pasado 15 de octubre, durante una gira de los duques de Sussex por Oceanía. Entonces la duquesa tuvo que cancelar algunas actividades a causa del cansancio asociado a los primeros meses de gestación.

Su última aparición pública tuvo lugar el pasado 19 de marzo, cuando ambos acudieron a la casa de Nueva Zelanda de Londres para mostrar sus condolencias por el atentado sufrido en una mezquita de aquel país. EFE-AFP

Dejá tu comentario