País

Medida desató rebelión en el Este

BATALLA CAMPAL. Anuncio del retorno a la precuarentena inteligente generó descontrol ciudadano y dejó varios heridos.

L a reacción de la población esteña no se dejó esperar ayer, tras el anuncio de la vuelta a la fase cero de la cuarentena obligatoria por parte del Gobierno. Los manifestantes autoconvocados en la Rotonda Oasis avanzaron hacia la zona primaria del Puente de la Amistad, donde se descontroló todo y hubo enfrentamientos entre militares, policías y manifestantes. El saldo fue de varios heridos, asalto a locales comerciales, incendios provocados de camiones y casillas por parte de manifestantes. Una joyería perdió G. 500 millones.

Las escaramuzas duraron por varias horas, ya que las autoridades policiales y militares de la Marina avanzaron hacia la rotonda Oasis, en cuyo trayecto se encontraron con camiones incendiados, casillas quemadas y locales que fueron objeto de hurtos. Los organizadores de la manifestación lamentaron que haya habido infiltrados entre ellos, que provocaron los destrozos.

Entre los manifestantes hubo denuncias de heridos de bala, además de los que fueron alcanzados por balines de goma. También hubo militares heridos, uno de ellos con aparente fractura.

La Policía apoyada por los militares lograron controlar el microcentro ya cerca de la medianoche. Los camioneros que esperaban en fila para cruzar al Brasil también fueron blanco de los manifestantes, agredieron a varios y destrozaron parabrisas de los vehículos. Un camión de gran porte fue incendiado totalmente y otros las partes de las carrocerías. Se reforzará la seguridad en CDE con 800 policías, que fueron enviados anoche. Hoy irá el ministro Euclides Acevedo.

“La gente de Ciudad del Este depende del microcentro y de la actividad comercial; acá necesitamos una reactivación económica y no volver a la fase cero. Ellos usan como mecanismo la cuarentena para hacer hechos de corrupción. Llamamos a la ciudadanía a decir basta de impunidad, basta de robo y sí queremos trabajar”, afirmó Juan Carlos Schwazemberger cuando se iniciaba la movilización.

El joven activista social señaló que la gente pobre depende de los que trabajan para subsistir durante la pandemia a través de las ollas populares en los barrios. Los emprendedores, visionarios y medianas empresas están pasando mal.

“Nadie quiere enfermarse, ni menos perder un ser querido. Han pasado más de 4 meses, nos dejan sin trabajar de vuelta. Seguimos en la misma situación. Si no hay dinero, la gente se sigue enfermando y si no podemos llevar el pan a la casa cómo hacemos”, afirmó Gabriela Vuille, de la Asociación de Mujeres Emprendedoras del Alto Paraná, que estuvo en la movilización ciudadana.

Un grupo de ciudadanos está instalado en la carpa de la resistencia en la cabecera del Puente de la Amistad, desde hace un mes; denuncian el endeudamiento del Gobierno por causa de la pandemia y rechazan un nuevo préstamo. (Redacción Regional)




Dejá tu comentario