País

Mazzoleni confiesa que calló para no perjudicar al Estado

 

Relato de un náufrago. Luego de 10 meses y 15 días de haber presentado renuncia al cargo, el ex ministro de Salud Pública Julio Mazzoleni dio a conocer el libro Irrupción. Bitácora de un viaje en aguas turbulentas. En dicha obra habla de su paso al frente de la cartera sanitaria.

En el libro y en conversación con Monumental AM, Mazzoleni dio algunos detalles sobre lo que le tocó enfrentar no solamente durante la pandemia, sino como administrador de salud. “Había cuestiones que no podía compartir porque estaban en juego intereses del Estado”, dijo el ex ministro refiriéndose al momento en que ejercía el cargo. Dichos intereses tenían que ver con la gestión y llegadas de las vacunas, especificó. En caso de darse a conocer, podrían haberse entorpecido, dijo. En el momento de su renuncia estaban en juego intereses electorales. Con los ataques a su gestión y al presidente Mario Abdo, buscaban rédito en ese sentido, señaló.EN LA POLÍTICACuando la nave de Mazzoleni surcaba el prístino cielo de la aceptación pública y las calmadas aguas del apoyo de los distintos sectores políticos, surgieron las versiones de que sería el candidato del Ejecutivo para las elecciones del 2023.El ex titular de salud aclaró que nunca se le hizo el planteamiento de forma concreta. Fue más bien como una expresión de deseo de algunas personas. Recordó también que al asumir el cargo dejó en claro que no usaría su gestión como un trampolín político.En Irrupción y en la entrevista, mencionó también de los intereses empresariales ligados a lo mediático que minaron su gestión.Como outsider que llegó al cargo, señaló que ganó muchas batallas y perdió otras. Resaltó que se pudo llegar al reordenamiento administrativo de la cartera sanitaria.Sin embargo, el no ser parte de un aparato político partidario también le pasó la factura, señaló.“Hay dificultades. Con el tiempo esos poderes fácticos que no son solo políticos, son empresariales, económicos, también van embarrando la cancha, poniendo palos en la rueda. Aún así existe mucho que hemos hecho”.Reconoció que si volviera a ejercer el cargo, sería mucho más estricto con cuestiones de orden administrativo.Impacto En las primeras semanas, posteriores a la confirmación del primer caso de coronavirus en el país, Paraguay se destacaba a nivel mundial, junto a Uruguay, por mantener a raya a la epidemia. En contrapartida, alrededor del mundo la primera ola sumaba contagios por miles y muertes por centenas. En los meses siguientes los vientos cambiaron en Paraguay. Las aguas se volvieron turbulentas con las olas de la enfermedad y los cuestionamientos. El 5 de marzo Mazzoleni se vio obligado a abandonar el barco. Mazzoleni no negó que estar en el cargo lo llevó a un grado de exposición al igual que a su familia. Habló de los escraches de grupos negacionistas y antivacunas frente a su domicilio. Confesó que particularmente le llegó el hecho de que se dijera que contaba con propiedades como estancias, etcétera.Sin embargo, confesó que ejercer el cargo de ministro supuso un sacrificio económico para su familia.“En varias ocasiones hemos comentado que el Estado no paga bien a sus gerentes. Paga muy bien a sus funcionarios de baja formación, de carga horaria baja”, subrayó. Por este tipo de diferencias, dijo, es difícil para el Estado conseguir funcionarios de calidad que gerencien las entidades del gobierno.

virus persistente

Si volviera a ejercer como ministro de Salud, creo que sería más estricto con algunas cuestiones administrativas.

www.monumental.com.py

Dejá tu comentario