Sucesos

Matan de 13 disparos a un hombre y buscan a asesinos

 

Investigadores de la Policía y el Ministerio Público están tras las pistas de los asesinos de Jorge Fernando Miranda Ayala (44), quien fue acribillado de múltiples disparos mientras disfrutaba de un encuentro con sus familiares y amigos en una cancha ubicada entre las calles Guaviru y Araucanos del barrio San Pablo, Asunción.

El hecho ocurrió en la noche del miércoles, cuando dos hombres bajaron de una camioneta Chevrolet Trucker y sin demasiados preámbulos dispararon contra Miranda Ayala, que no tuvo oportunidad de escapar.

Fueron trece los disparos que recibió en distintas partes del cuerpo, de acuerdo a los primeros informes revelados por la Policía.

El ataque causó gran impacto entre las personas que estaban compartiendo en la cancha, que en medio del susto pudieron socorrer al atacado y lo llevaron hasta el Hospital de Trauma.

Una vez ingresado en el centro asistencial se confirmó su deceso debido a los múltiples disparos que recibió.

Fuentes de la Comisaría 16ª Metropolitana no descartan que se trate de un caso de sicariato, ya que los que cometieron el hecho tenían bien identificada a la víctima y fueron a atacarla sin herir a los demás presentes.

Testigos afirman que la camioneta realizó varias pasadas por el lugar, presuntamente, para cerciorarse del objetivo.

El caso fue derivado a la fiscala Rosa Noguera, que ya se encuentra trabajando junto a los agentes policiales para poder identificar a los sospechosos.

Los intervinientes verificarán imágenes de cámaras de seguridad instaladas por la zona para intentar seguir las pistas de los presuntos sicarios.

Una de las pistas que manejan los investigadores es que el asesinato sería un ajuste de cuentas.

El fallecido era de profesión comerciante y trabajaba con ventas de materiales de construcción y de vehículos.

Este último era una de sus actividades principales. Se maneja la información de que no contaba con playa de ventas y que lo hacía de forma individual.

TRASFONDO. El hombre cuenta con antecedentes penales por robo y otros delitos.

El comisario Hugo Grance, del Departamento de Homicidios de la Policía, explicó que están uniendo varios cabos sueltos para poder llegar a armar el rompecabezas.

El jefe policial reveló que el fallecido fue investigado en varias ocasiones por robo de vehículos y privación de la libertad.

“La hipótesis que cobra más fuerza es el de ajuste de cuentas”, reconoció el uniformado.

Una de las sospechas que tienen los intervinientes es que el hombre habría incursionado en el microtráfico de drogas y que su muerte se habría dado en medio de la guerra por el control del negocio.

En este sentido, afirman que no se puede descartar que el Clan Rotela, liderado por Armando Javier Rotela, de quien afirman que ostenta el control del microtráfico en Asunción y el departamento Central, haya tenido participación en el crimen.


Otros casos
Los casos de sicariato cada vez ganan más terreno y causan zozobra en la capital del país y ciudades del Departamento Central. En setiembre, sicarios asesinaron al empresario Mauricio Schwartzman frente a su domicilio. En este caso no hay detenidos. A fines del mismo mes, el capitán de navío Humberto Fleitas fue acribillado por sicarios. La investigación sigue en ambos casos.

Dejá tu comentario