Sociales

Marito seduce a bases coloradas para sostener equilibrio interno

El presidente hizo el llamado a la unidad y señaló que el Partido Colorado necesita de fortaleza. Espera mayores resultados de sus colaboradores, principalmente en la ejecución de viviendas.

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, apuesta a fortalecer el acercamiento a las bases partidarias para lograr una armonía en la Junta de Gobierno y sostener la gobernabilidad a poco de llegar a mitad de año.

La administración presidencial está recibiendo una fuerte presión principalmente en materia de resultados principalmente en cuanto construcción de viviendas y la ejecución de obras viales. Se suma la situación incertidumbre por la desaceleración económica en la región y la falta de circulante.

Esta semana se presenta el paquete de propuestas de reformas tributarias que serán enviadas ante el Congreso. El sector empresarial está observando con cautela y preocupación el tema, estableciendo sus objeciones.

Abdo Benítez exigió a sus colaboradores resultados y acelerar el trabajo para cumplir con la hoja de ruta.

Además pidió bajar decibeles ante diferencias internas que trascienden en los medios. Uno de ellos es la disputa entre la ministra Carla Bacigalupo (Trabajo) y el titular de Sinafocal, Alfredo Javier Mongelós. La pelea surgió tras la utilización de los recursos destinados para la formación y capacitación en otros gastos.

pedido a las bases. El presidente se trasladó el fin de semana pasado hasta la Junta de Gobierno, para lanzar su mensajes a los presidentes de seccional reunidos para exigir espacios de poder al gobierno.

Abdo Benítez pidió a los colorados defender el proyecto de gobierno para mantener la ANR en el sillón presidencial. “Paraguay necesita de estabilidad. El Partido Colorado necesita de fortaleza. El presidente necesita del apoyo de sus amigos”, exhortó en la ANR.

El mandatario busca sostener la gobernabilidad y espera que los presidentes de seccionales puedan servir de soporte en las cabeceras departamentales y en los municipios.

Muchos de los dirigentes de base ocupan cargos en la función pública. Una gran cantidad de líderes locales que pertenecían al sector de Honor Colorado pasaron al proyecto de Colorado Añetete, tras el cambio de gobierno.

Se está aguardando cerrar el acuerdo con el gobernador del Alto Paraguay, José Domingo Adorno, para que pase del sector cartista a Añetete, siguiendo los pasos a otros jefes departamentales. Mientras siguen las tratativas con el gobernador de Central, Hugo Javier González, quien ingresó a la arena política de la mano de Cartes.

El oficialismo logró cerrar prácticamente el apoyo de casi la totalidad de la dirigencia en la Capital, preparando las bases con miras a las próximas contiendas electorales para la Junta de Gobierno.

el cartismo. Desde Añetete señalan que no existe ningún acercamiento total con el sector liderado por Horacio Cartes. Cartes apareció en un encuentro con jóvenes donde disparó contra el plan de aplicar impuestos y cuestionó a su correligionario. Adelantó que no piensa abandonar la actividad política, tal como esperan algunos referentes del oficialismo.

“No pedí un solo cargo, pero sí tuve un pedido, respeto a los colorados que le hicieron sentar en la presidencia (a Mario Abdo Benítez). A estas alturas no me importa quién se enoje, pero que no nos llame para sacarnos falsas fotografías”, sentenció el ex presidente de la República.

Desde Honor Colorado señalan que se prepararán para dar batalla al presidente de la República y su equipo en las próximas contiendas.


Buscan unificar bancada para negociar en Congreso
Los colorados están conversando para unificar criterios en las próximas negociaciones que deben cerrar con miras a la composición de la mesa directiva de la Cámara de Diputados y de Senadores.
En la Cámara Baja están barajando los nombres de Pedro Alliana, Basilio Núñez (cartistas) y del propio Arnaldo Samaniego (bloque colorado independiente) para la presidencia. En tanto que la Cámara Alta, desde el sector de Añetete habían señalado que buscarían encaminar para que un liberal llanista pueda ser ungido al frente de la mesa directiva. Sin embargo, las negociaciones quedaron enturbiadas luego de que fracasó el plan de mantener en el cargo a Enrique García al frente de la Contraloría. El presidente de la República bajó el pulgar, luego de la fuerte presión social y de los medios. Esta situación generó un teléfono cortado con el llanismo que pretende quedarse con la mesa directiva y la elección de su candidata para la Defensoría Pública.

Dejá tu comentario