Política

Marito no enfrenta los escándalos de corrupción y solo lanza desafíos

Los escándalos de corrupción enredan a Mario Abdo, quien pretende desviar la atención lanzando desafíos sobre promesas, pero solo sobre obras. Olvidó su discurso de “caiga quien caiga”.

El presidente Mario Abdo Benítez insiste en desviar la atención y evita enfrentar los casos de corrupción que salpican a su entorno inmediato como el actual escándalo que involucra a su jefe de Gabinete, Juan Ernesto Villamayor, quien deberá enfrentar la interpelación en Diputados.

La frase de “caiga quien caiga” ya no forma parte de sus discursos y tira el fardo a la Justicia como la instancia que debe investigar las denuncias de corrupción. Sin embargo, como presidente de la República demostró debilidad y no tiene firmeza a la hora de tomar decisiones cuando las denuncias involucran a miembros de su Gabinete.

Desde la crisis política que apuró un frustrado juicio político por el acta fallida de Itaipú, la administración de Mario Abdo ya soporta varias denuncias que se acentuaron durante la pandemia. Obligó a desprenderse de sus aliados, entre ellos, Patricia Samudio (Petropar), Édgar Melgarejo (Dinac), Sergio Coscia (procurador), José Alberto Alderete (Itaipú) y Luis Castiglioni (canciller). Todos renunciaron y ninguno fue removido directamente del cargo.

A los escándalos se suma que su cuñado Jorge López Moreira actúa de padrino político en las licitaciones a favor de la empresa Engineering SA, responsable de la polémica pasarela en la zona de Ñu Guasu y que costó más de USD 2 millones.

DISTRACCIÓN. En los actos oficiales, el presidente de la República aprovecha sus discursos para defender su gestión y hasta insiste en que está batiendo récord con la ejecución de obras viales, el equipamiento de camas de terapia intensiva en los hospitales, la habilitación de unidades de salud familiar y hasta avances en la ANDE.

En los últimos días hasta se animó a lanzar desafío a la gente para que le traiga alguna grabación de su promesa de campaña que haya incumplido aclarando que se trata solo de promesas de obras.

Ayer estuvo en Villa Hayes inaugurando un hospital para esta zona del Chaco. Allí se ratificó en su declaración asegurando que todo es auditable y que el tiempo le dará la razón. “Ayer (por miércoles) ya desafié que muestren una grabación de una obra, obra que prometí y que hoy no está siendo ejecutada o que no va a ser ejecutada en poco tiempo, porque dos años ramo (recién)”, afirmó.

Ratificó en que “si me muestran una obra que dije en campaña y que mentí renuncio, dije. Me ratifico en lo que dije; pero (solo en) obras".

El presidente aclara de esta manera que su desafío se trata sobre promesas de campaña sobre infraestructura, más no así de combatir la corrupción, flagelo que está acentuado en estos días por numerosos escándalos que sacuden a su administración y lo ponen en la mira ciudadana.

Insistió en que toda su gestión puede ser auditada saliendo el paso de las críticas.

“Pero obras, porque mucha gente me pidió cargos y me dice que les prometí cargos, pero no vamos a mentirnos, no tenemos cargos para todos, lastimosamente”, apuntó el mandatario.


INSUMOS
COMPRAS FALLIDAS
Fracasó la administración de Mario Abdo en equipar hospitales y comprar insumos para enfrentar la pandemia. Hubo serie de irregularidades en las compras de salud y no hubo ningún castigo.

PETROPAR
NEGOCIADO
En plena Navidad, renunció el ex procurador Sergio Coscia tras conocerse un acuerdo extrajudicial que pretendía que Paraguay pague USD 7 millones a la empresa argentina Texos Oil.

PDVSA
DEUDA A VENEZUELA
El jefe de Gabinete, Juan Ernesto Villamayor, está involucrado en un negociado con emisarios de Guaidó sobre deuda de PDVSA. Un abogado argentina iba a cobrar USD 26 millones. Por ello será interpelado.

ITAIPÚ
TRAICIÓN A LA PATRIA
Acta fallida de Itaipú casi terminó en juicio político de Mario Abdo. Tuvieron que renunciar varios ministros y el ex director de Itaipú. Buscaban favorecer a una empresa de Brasil.



Ayer ya desafié a que muestren una grabación de una obra que prometí y que no cumplí, o que hoy no está siendo ejecutada por el Gobierno.

Mucha gente me pidió cargos y me dice que les prometí eso, pero no tenemos cargos para todos. Mario Abdo Benítez, presidente de la República del Paraguay.

Acto presidencial en feudo de diputado del cartismo
El presidente Mario Abdo Benítez hizo ayer otro guiño al cartismo durante la inauguración del Hospital Regional de Villa Hayes.
Es el feudo del diputado Basilio Núñez, uno de los líderes en la Cámara Baja donde el ex presidente Horacio Cartes toma las decisiones y marca la agenda al presidente de la República.
El Poder Ejecutivo destacó la inauguración del hospital construido con aportes de la Gobernación y del Gobierno de Taiwán.
Bachi estuvo en primera fila con las principales autoridades del Gobierno.
Mario Abdo necesita reforzar apoyo en Diputados donde se logró desinflar la interpelación de Denis Lichi, titular de Petropar, pero no así del jefe de Gabinete, Juan Ernesto Villamayor.
El día anterior, el presidente de la República se mostró nuevamente en compañía de Horacio Cartes recorriendo parte de las instalaciones de la cementera en San Lázaro. La empresa forma parte del emporio del ex presidente de la República. Esta señal política que busca demostrar el Ejecutivo pretende gobernabilidad en medio de la crisis.

Dejá tu comentario