Política

Marito dice a los labriegos que invadir no es la solución

 

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, participó ayer de la entrega de 500 títulos de propiedad a campesinos de todo el país, en la explanada del Palacio de Gobierno, donde señaló que las soluciones a los problemas de los labriegos no están en la invasión de tierras ni en las movilizaciones, sino en el diálogo con el Gobierno.

Aunque el mandatario reivindicó las manifestaciones, aseveró que la presión y la invasión de tierras no solucionarán nada. Abdo Benítez solicitó a los campesinos que cambien el modelo de lucha. “Vamos a cambiar este modelo. El modelo del enfrentamiento y de la falta de diálogo ya hemos probado en los últimos años y vemos que ha aumentado la pobreza extrema y que no hemos podido consolidar una política”, señaló el presidente.

Apertura. El jefe de Estado indicó a los campesinos que su gobierno está “abierto” a escuchar las preocupaciones de los labriegos. Reiteró también que reivindica las movilizaciones si hay algo que reclamar al Estado. “Sé que ahora va a iniciar un proceso de movilización, al cual yo reivindicó. Creo que tiene que haber la movilización, es una herramienta justa para el reclamo (...), pero hagamos el esfuerzo de trabajar juntos”, declaró.

Sostuvo que, si bien están dispuestos a escuchar, su gobierno no cederá a las presiones. “El diálogo es la herramienta, no la presión ni la invasión de tierras (...). Quien invade tierras y cree que ese es el camino para conseguir un título, se equivoca”, aseveró Marito. Igualmente, solicitó a los campesinos que controlen a las autoridades, y advirtió que el Estado observará a aquellos que se hacen llamar dirigentes campesinos, pero lucran con la causa.

Además, pidió paciencia, ya que “la tierra sola no es la solución” y la venta de derechera no significa el progreso rural.

Dejá tu comentario