País

Luna de miel con el Covid, pero relajo de fin de semana llena UTI

 POLITRAUMATISMOS. Las recientes terapias reconvertidas están ocupadas por accidentados. POLIVALENTES. También la enfermedad respiratoria quedó relegada por otras patologías.

s

Urgencias y salas de internación están abarrotadas y no es a causa del Covid-19. A medida que los contagios de SARS-CoV-2 descendieron, también se liberaron camas comunes y de terapias que rápidamente fueron requeridas por pacientes polivalentes y el nivel de ocupación de estos servicios reconvertidos (no Covid) actualmente es del 85%.

El Dr. Ángel Núñez, director de Urgencias y Terapias del Ministerio de Salud Pública, comentó que los politraumatismos por accidentes de tránsito o hechos de violencia están haciendo un respiro del sistema sanitario con el descenso de contagios comunitarios, luego de pasar meses muy complicados dure muy poco tiempo.

‘‘Estamos pasando, como se dice en el Ministerio de Salud, como en una luna de miel con relación a los casos respiratorios, y eso hace que el sistema se vea más relajado en relación con estos pacientes, pero por otro lado, estamos teniendo un aumento considerable de accidentes de tránsito, de pacientes politraumatizados en general. Eso también viene a aumentar las urgencias, las terapias polivalentes y no así en áreas respiratorias como tuvimos hace tres meses’’, manifestó el médico.

Explicó que el 70% de las camas de terapia de todo el sistema integrado de salud ya son polivalentes y la ocupación por pacientes de diversas patologías ronda el 85%. Asimismo, la ocupación de camas dedicadas a cuadros respiratorios es de poco más del 25% y si bien Salud tiene registro de cuadros respiratorios no Covid, en números no impactan mucho dentro del sistema.

El director Núñez señaló que los pacientes politraumatizados consumen muchos recursos humanos, que están agotados y apenas tuvieron un respiro, para hoy encontrarse con una situación nada ajena al sistema de salud, pero preocupante por cómo viene aumentando.

Atender a un paciente politraumatizado no solamente se limita a intubarle y conectarle a un respirador para una atención respiratoria como requiere un paciente con Covid-19 grave, implica procedimientos quirúrgicos en abdomen, tórax, cuello, cabeza, miembros inferiores, superiores, indicó.

El director de Urgencia y Terapias sostuvo que el aumento de pacientes accidentados está tirando todo el esfuerzo que se había hecho para mantener un sistema de salud bajo control, es decir, sin llegar al colapso. Esto sin olvidar que hay pacientes que aguardan terapia por padecer patologías que requieren, por ejemplo, de cirugías complejas.

En Asunción y en Central, el Hospital de Trauma y el Hospital Nacional de Itauguá, el primero un centro especializado y el segundo un centro multidisciplinario, están trabajando bajo mucho estrés por la cantidad de pacientes derivados.

Lo mismo ocurre en los hospitales de Alto Paraná, Encarnación, Pedro Juan Caballero y en el IPS Central, que tampoco escapan a esta realidad, según Núñez.

Con el descenso de contagios, hace poco más de un mes, las terapias de las urgencias respiratorias Covid empezaron a ser reconvertidas para pacientes polivalentes, según la situación epidemiológica de cada región.

Las autoridades sanitarias insisten a la población a mantener las medidas sanitarias ante la variante delta del SARS-CoV-2, que podría en unas semanas volver a causar problemas, además el relajo también influye en recargar el sistema con accidentados y otras afecciones.



Estamos teniendo un aumento considerable de accidentes de tránsito, de pacientes politraumatizados en general. Dr. Ángel Núñez, director de Urgencias y Terapias.

Dejá tu comentario