País

Los termómetros infrarrojos no generan riesgo alguno a la salud

ORIGEN. La radiación medida por estos aparatos proviene del propio cuerpo humano, aclaran. RIESGO. La desinformación si puede generar un peligro para la salud comunitaria, afirma experto.

Cazadores de mitos. A los millones de afectados por el coronavirus se ha sumado la catarata de fake news. En este último grupo aparecieron falsas informaciones que hablan sobre un supuesto daño que causa a las neuronas los termómetros infrarrojos.

Como suele ocurrir en este tipo de casos, esa versión ha tenido casi la misma fuerza que estudios hechos por profesionales de salud.

De manera errada se suele pensar que todos los tipos de emisiones de radiación podrían ser nocivas para la salud. Con la pandemia estos temores se exacerbaron.

“Específicamente contra los termómetros de tipo digital y de uso sin contacto, es algo que ha surgido ahora, por la masificación que se ha dado para evitar el contagio”, mencionó el doctor David Morínigo, miembro de la Sociedad Paraguaya de Neurología y docente en la Facultad de Medicina de la UNA.

El neurólogo aclara que estos dispositivos no emiten radiación u ondas infrarrojas. Lo que hacen es detectarlas de cualquier cuerpo que emite calor por encima de cero grado.

“Lo que hace el aparatito es que tiene un sensor que detecta las ondas que emite el cuerpo humano”, explicó.

El miedo se origina en el temor que causan los productos nucleares y la radiación. Este tipo de energía suele ser utilizada en algunos procedimientos médicos. Se ha comprobado que cuando se acumulan ciertos niveles, pueden llegar a ser dañinos para la salud. Pero estos niveles siempre están siendo controlados.

Riesgo

Morínigo señala que el aparato fue testeado y probado para realizar la medición de la temperatura en la frente. Si, por la negativa de una persona que acude a un local, la toma se enfoca en otra parte del cuerpo, puede generarse una lectura errada.

Esto puede generar un gran riesgo no solo para la salud de dicha persona, sino también para toda la comunidad.

“Por otro lado, se empeora más la situación de ansiedad que genera la pandemia. De hecho, inevitablemente esta situación que genera la pandemia, está perjudicando la salud mental de la población. Eso se empeora más con el temor a una cosa inofensiva”, expresó Morínigo.

Los delirios de paranoia pueden potenciarse con este tipo de informaciones que se lanzan a través de YouTube o mensajes vía WhatsApp, explica.

Entrenar a la población a acudir a fuentes confiables es una de las tareas que deben llevarse adelante, aconseja el neurólogo. Sobre todo, que sea más de una fuente.

En la semana, la Sociedad Parguaya de Oftalmología lanzó un comunicado sobre este tema, con el fin de despegar los temores infundados. Entre varios puntos señaló que dicho dispositivo fue aprobado ya hace varios años por la Froods and Drugs Administración (FDA) de Estados Unidos.

El comunicado especifica que el principio que rige la toma de temperatura de estos aparatos es el mismo utilizado en los aeropuertos. Aclaró que no representa riesgo alguno para los ojos.




Dejá tu comentario