Política

Los “sicarios del presupuesto” son los propios aliados de Horacio Cartes

De los 10 senadores colorados que acompañaron el crédito para la agricultura familiar campesina, tres son cartistas. Monges, Zacarías y Arnaldo Franco habrían tomado distancia del movimiento.

La molestia del ex presidente Horacio Cartes no solo tiene nombres y apellidos, sino que representa un resquebrajamiento dentro de su movimiento, Honor Colorado.

Eso quedó en evidencia en la última votación que se dio respecto a la aprobación del crédito para la agricultura familiar campesina, que al final quedó sancionado.

Aunque fue la oposición la que finalmente se puso el sayo, en realidad, los dardos del empresario fueron para los colorados tanto de su bloque, como el de Colorado Añetete en la Cámara Alta.

“Los sicarios del presupuesto”, según el propio Cartes en su discurso del sábado pasado, fueron 10, pero específicamente 3, y se trata de dos veteranos líderes de su movimiento y uno incipiente. Fueron Juan Darío Monges, Javier Zacarías Irún y Arnaldo Franco, los que sumaron sus votos por la ratificación del crédito en el Senado.

ENTRETELONES. Desde hace un buen tiempo los colorados de ambos movimientos se vienen abriendo en algunas cuestiones, por lo que ya se manejaba la versión de un posible alejamiento.

Se mencionan molestias, en el caso de Monges, y ningún cartista ni abdista está hablando del tema. Solamente se manifiestan con sus votos.

Monges había conseguido que parte del monto aprobado para el crédito de los campesinos vaya también al servicio de agua potable en la zona de Paraguarí.

Esto fue determinante para su voto, y contó con el acompañamiento de dos cartistas más en su estrategia.

En el caso de Zacarías Irún, su molestia es prácticamente porque desde el cartismo se le soltó la mano con relación a su pérdida de investidura. Su sacrificio resulta válido con tal de que el abdista Rodolfo Friedmann sea expulsado del Senado.

Este tema sigue cajoneado en la Cámara Alta, ya que decidieron condicionar el tratamiento de estos dos casos, así como el de Sixto Pereira, hasta tanto haya una reglamentación, que ahora depende de los diputados.

El propio colorado Enrique Riera, en uno de sus discursos cuando seguía presionando por la salida de Friedmann, había indicado que ZI era su amigo, pero no por eso iba a apañarlo en sus denuncias.

En cuanto a Franco, aún se encuentra en una disyuntiva, ya que el cartismo peleó a muerte para que este se mantenga en la banca.

Tuvo que salir luego de que Friedmann haya renunciado al Ministerio de Agricultura, y, por lo tanto, volvió para ocupar su banca.

Cartes tiene entre ceja y ceja al ex gobernador guaireño por haber quedado en su lugar en la Cámara Alta.

Este había sido convocado por el entonces presidente del Congreso Fernando Lugo para jurar junto con Mirta Gusinky, quien asumió en reemplazo de Nicanor Duarte Frutos.

El polémico padrillo republicano fue el que viralizó un audio contra Franco, en el que lo trataba de traidor, y le advertía que no vuelva a acercarse al movimiento ni mucho menos al líder.

Manifestó que el único mérito del actual suplente de Luis Castiglioni es haber estado cerca del ex mandatario.

LOS VOTOS CLAVES. Eran 17 los senadores de la oposición que reclamaron la ratificación del crédito para los campesinos, por lo que los votos colorados fueron claves.

En total sumaron 27, con el apoyo de los abdistas Martín Arévalo, Friedmann, Blanca Ovelar y Óscar Salomón.

Ya se mencionó más arriba a los cartistas Franco, Monges y Zacarías Irún. Además, está la bancada integrada por Lilian Samaniego, Derlis Osorio y Mirta Gusinky.

Las posturas estuvieron bastante marcadas, y lo único que no hicieron los colorados fue abstenerse.

Los que votaron por el rechazo, optando por el texto modificado de la Cámara de Diputados, fueron los cartistas Antonio Barrios y Sergio Godoy. En la misma línea, el abdista Juan Carlos Galaverna, y Riera, quien supuestamente se declara independiente.

Los que estratégicamente se desconectaron en el momento del veredicto final fueron los abdistas Juan Afara, Silvio Ovelar, y el ex líder del bloque Enrique Bacchetta.

Embed

Dejá tu comentario