Economía

Los paraguayos compran carne de primera a precios de exportación

En el mercado local los cortes de primera calidad alcanzaron un máximo de G. 48.389 por kilo, lo que significa un encarecimiento del 32% respecto a la cotización que recibieron en el extranjero.

Los hogares paraguayos pagaron en abril un mínimo de G. 41.316 por cada kilo de carne de primera calidad, muy superior a los G. 36.495 que cotizaron en promedio todos los cortes en el mercado internacional durante el primer cuatrimestre del año. La industria argumentó que hay opciones más económicas para las poblaciones vulnerables.

De acuerdo a los datos del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), el país recibió una media de USD 5,32 por kilogramo exportado, que al cambio de G. 6.860 alcanza G. 36.495. En el conjunto de cortes estudiados están los congelados y los prémium, siendo este último el preferido de los chilenos, que son los principales compradores. Este mercado pagó en el mismo periodo G. 38.416, que sigue siendo inferior a lo que destinaron los paraguayos y paraguayas por la compra de carnaza blanca, negra, paleta, rabadilla y molida.

Los precios locales son relevados por la Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario, que hace un monitoreo semanal de la canasta básica. En la lista aparecen otras opciones de primera como el vacío, la costilla y el puchero, que sí tienen un valor inferior al de exportación.

Al respecto se refirió el gerente de la Cámara Paraguaya de Carnes (CPC), Daniel Burt, quien explicó que los precios se forman según el comportamiento de la oferta y demanda de todos los países importadores, incluyendo Paraguay, que en temporadas festivas aumenta su demanda y por tanto los productos se encarecen.

Sobre los altos precios que pueden dificultar a las poblaciones más pobres el acceso a este alimento, Burt dijo que los frigoríficos de la CPC son de categoría ultra prémium y que abastecen parte el mercado local a través de las grandes cadenas de supermercados, en cambio las personas en situación de vulnerabilidad recurren a carnicerías de su comunidad a un precio más accesible.

Otros factores. La industria indicó que a mayor exportación, los cortes con hueso bajan de precio porque hay mayor oferta ante la imposibilidad de venderlos fuera del país por una limitación sanitaria. Este comportamiento se observa en las cifras de faena de marzo del año pasado, cuando hubo un récord de faena con más de 230.000 cabezas. Ese mismo mes la costilla estuvo más accesible que el resto del 2021, pero la ventaja no llegó de la misma manera al puchero, que justamente es el producto de menor calidad elegido de forma más recurrente cuando las familias paraguayas no alcanzan a comprar cortes más nobles.

Los paraguayos compran carne de primera a precios de exportación_.png

Hay opciones más accesibles

Dependiendo del nivel de precios de la carne vacuna, los consumidores optan por sustitutos como la porcina y aviar. Diego Velilla, directivo de un frigorífico para provisión del mercado local, destacó las ventajas del país de tener varias alternativas de proteína.

El empresario admitió que en algunos momentos se consume un producto que otro, pero que en general se mantiene el promedio.

De acuerdo al propio Viceministerio de Ganadería, en los últimos años aumentó la demanda de carne de cerdo, aunque no en la misma medida que otros países de la región.

“En carne vacuna somos directamente dependientes del precio de la exportación, pero tenemos opciones para variar acorde a las necesidades”, agregó Velilla.

Dejá tu comentario