Interior

Los contrabandistas filtran en forma constante los controles fronterizos

El Ministerio Público cuenta con varias unidades especializadas en la lucha contra la actividad ilegal, pero no realizó ninguna verificación sobre los productos que ingresan al país.

La actividad ilegal no merma a pesar del cierre de fronteras entre el Paraguay y el Brasil, atendiendo las detenciones realizadas en el río Paraná por militares de la Prefectura Naval del Este, con incautaciones de mercaderías y narcóticos. Sin embargo, no mermó la cantidad de productos brasileños, que supuestamente no están ingresando al país, en los comercios y puestos informales de Ciudad del Este y ciudades metropolitanas.

El Ministerio Público cuenta con varias unidades especializadas en la lucha contra el contrabando, pero no realizó ninguna verificación en locales comerciales, ni depósitos, sobre los productos que ingresan al país de contrabando. Uno de los fiscales, Humberto Rosetti, ascendió a fiscal general adjunto, pese a los cuestionamientos por parte de representantes de gremios de abogados y de la industria.

Unidades policiales especializadas como el Departamento de Hechos Punibles Económicos, que tiene oficina en Ciudad del Este, también realizaron escasos procedimientos anticontrabando en lo que va del año. Funcionarios de la Itaipú tuvieron que encabezar un operativo el último fin de semana para la incautación de mercaderías y vehículos en la reserva natural Pikyry.

En el Alto Paraná solo hay dos formas de ingreso del contrabando, que son a través del Puente de la Amistad y el río Paraná. En la zona primaria existe una cantidad importante de cámaras de circuito cerrado vinculadas a internet en las que los funcionarios son controlados. Sin embargo, tras el inicio de la pandemia hubo dos incautaciones importantes de contrabando proveniente del Brasil en camiones que supuestamente entraban vacíos al país.

En ambos casos, tanto los militares de la Marina como los funcionarios aduaneros se adjudicaron la incautación como la supuesta lucha contra el contrabando. En el cauce hídrico las incautaciones se reducen a un volumen de mercaderías, que entran en embarcaciones precarias. Una de las evidencias de que en el país ingresa el contrabando es la reducción de venta de productos avícolas, atendiendo lo denunciado en mayo pasado por Rodrigo Alderete, representante de Avipar.

El primer mes de la cuarentena se vendieron 200.000 kilos de alimentos, que se redujo al mínimo al segundo mes, porque los contrabandistas volvieron a operar sin mayores restricciones a través de unos 20 puntos de ingreso al país en la frontera, según su versión.

El Ministerio Público solo participa cuando funcionarios de otras instituciones realizan las incautaciones, de acuerdo a lo señalado por el abogado Édgar Cuevas, gerente anticontrabando de la Unión Industrial del Paraguay a esta redacción.

evidencias. El paso de personas al Brasil y viceversa a través del río Paraná queda evidenciado con la detención de 300 personas por parte de la Armada Nacional. Sin embargo, la policía también detuvo a un grupo de 8 personas poco después de cruzar por el río Paraná al país, en un único operativo, realizado en Hernandarias durante la cuarentena. Aun así, sigue habiendo actividad ilegal constante a través del río Paraná, atendiendo a que en la madrugada de ayer fueron detenidas otras 7 personas, todos paraguayos, en el momento en que estaban volviendo del Brasil a nuestro país, en dos embarcaciones precarias, una en Hernandarias y otra a la altura del barrio Remansito, Ciudad del Este.

Dejá tu comentario