30 may. 2024

“Llegó el momento de un rol más fuerte para Paraguay”

Dante Sica, ex ministro y economista argentino, comparte su visión sobre los desafíos de Mercosur y las perspectivas de Paraguay en el bloque regional.

27933403

En Paraguay. Dante Sica visitó hace poco nuestro país.

DANIEL DUARTE

El economista y ex ministro argentino Dante Sica comparte en una entrevista concedida a Última Hora sus consideraciones sobre los avances del Mercado Común del Sur (Mercosur) y sus desafíos de cara al futuro, además del papel de Paraguay en el bloque y su evolución económica.
–¿Cómo evalúa el proceso del Mercosur desde su creación, sobre todo en los últimos años, y cuáles son sus desafíos en materia económica?

–El Mercosur, en los últimos 25 años, ha estado casi estancado, se ha movido en cuestiones si querés más políticas o más sociales, pero muy poco ha avanzado en materia económica y muy poco ha avanzado en materia de integración al mundo. Creo que por error o por omisión, decidimos una estrategia muy equivocada de cerrarnos sobre nosotros mismos y eso no nos ha permitido ni ganar volumen de comercio intramercosur, pero tampoco estar preparados para poder mejorar la competitividad y explotar al mundo. Lamentablemente, en estos últimos años, se ha perdido gran parte del affectio societatis (voluntad de asociarse) por parte de los socios, no hemos podido aumentar el comercio intrarregional y casi todos nuestros países hoy tienen más comercio externo con otros bloques o con otros países que dentro del mismo Mercosur; entonces creo que este es el gran desafío que tenemos que enfrentar ante un mundo que ha cambiado.

–¿Cuáles son esos cambios que el Mercosur debe notar?

–La pandemia, la invasión de Rusia a Ucrania... la importancia de la geopolítica ha variado las demandas, ha variado las demandas de inversión, está generando nuevos espacios de inversión y de atracción de inversiones para poder acortar las cadenas de valor, hay nuevas demandas en materia alimenticia, de seguridad alimenticia, de seguridad energética, de minerales para la nueva movilidad y la sustentabilidad. Creo que, en ese sentido, el Mercosur está preparado, es una zona libre de conflictos bélicos, de cuestiones de luchas étnicas, quizás cierta delincuencia o ciertos problemas de delincuencia... Pero somos una zona de paz y somos una zona muy rica para hacer. El desafío ante este nuevo mundo que se nos abre es poder tener más velocidad, aprovechar esta ventana de oportunidad, alinear mucho mejor nuestras políticas externas y acelerar y ser mucho más flexibles en poder integrarnos al resto del mundo. Creo que ahí está la clave.

–Con eso en mente, ¿a qué le parece que tienen que apuntar los países miembros?

–Tenemos que tener más comercio intrarregional, abrir mucho más nuestras fronteras, tenemos que abrirnos mucho más al mundo y acelerar en los próximos cinco años un fuerte proceso de integración al mundo a fin no solo de ganar comercio, sino de ganar inversiones, lograr inversiones es lograr empleo, es empleo formal, es lograr salarios mejores para nuestra población y es aumentar nuestras condiciones y el nivel de vida.

–¿Cómo se afronta la asimetría en países dentro del Mercosur?

–El Mercosur tiene que avanzar teniendo en cuenta la singularidad de cada uno (de los países que lo integran). Quizás en los últimos años en algunos países las diferencias se profundizaron más que atenuarse. Hay países, como Paraguay, que, gracias a su estabilidad macro, a sus buenas políticas institucionales, ha logrado transformarse en un centro captador de inversiones; por otro lado, Uruguay, que es un país muy estable, también ha podido tener captura de inversiones, pero ha perdido también otros sectores como es el caso del sector industrial. Y después están los dos grandes, Brasil y Argentina, que venimos arrastrando crisis macroeconómicas por culpa de una clase política que no ha logrado entender que la estabilidad macro es un bien público que se debe preservar para poder capturar inversiones. En esta diversidad, creo que tenemos que ser flexibles, no podemos poner un molde ni copiarnos a lo que hizo la Unión Europea, ni poner un molde y decir ‘todos tenemos que tener la misma dimensión’. Hay que reconocer nuestras diferencias, hay que reconocer nuestras asimetrías y hay que dar la suficiente flexibilidad como para poder aprovechar la potencialidad y darle oportunidad a cada uno de los países.

–¿Cómo ve específicamente el proceso económico de Paraguay?

–Paraguay ha cambiado muchísimo en estos últimos 25 años de la mano de su estabilidad macro, su compromiso democrático y su estabilización en términos institucionales. Creo que hoy Paraguay se ha transformado en una estrella dentro de lo que es América Latina y en especial, el Mercosur, porque ofrece grandes condiciones fiscales, ofrece una gran productividad en muchos de sus productos, mano de obra calificada, energía en términos competitivos... Así que creo que cuando uno mira lo que ha pasado en los últimos diez años, producto también de los desequilibrios que ha tenido la Argentina sobre todo, Paraguay ha logrado fortalecer un proceso inversor muy fuerte desde Argentina, como también de Brasil en materia industrial y es un foco muy importante de atracción de inversiones. Creo que llegó el momento de que Paraguay también empiece a tener un rol más fuerte en términos de una posición mucho más agresiva en materia de negociaciones internacionales, creo que hoy se da la oportunidad de que tener alineado en términos de política macroeconómica y de política con respecto a producción a Paraguay con Argentina, con el cambio de régimen económico, con Uruguay y con Brasil también... Creo que Paraguay y Brasil, por un tema de tamaño, están liderando un proceso de inversiones en su país muy fuerte y esas inversiones de las que hablamos van a seguir transformando a Paraguay, como ha sido en los últimos 20 años.

El Mercosur tiene que avanzar teniendo en cuenta la singularidad de cada uno (de los países que lo integran).

Perfil
Dante Sica. Es un economista argentino. Fue ministro de Producción y Trabajo de la Argentina, secretario de Industria, Comercio y Minería de la Nación y fundador de la consultora Abeceb. Estuvo en nuestro país para participar de un seminario que tuvo al Mercosur como eje principal de debate.

Más contenido de esta sección
El endeudamiento siguió mostrando incremento, según datos de este mes del BCP. El aumento se relaciona a la mayor actividad económica, aunque resalta que la morosidad se mantiene estable.
La decisión de elevar el porcentaje del haber mínimo, en dos ocasiones, produjo al ente un daño patrimonial que orilla los G. 1 billón, por no contar con una fuente de financiación para pagar a 21.000 jubilados.
La administración eléctrica intervino otra criptominería ilegal en Salto del Guairá, donde encontraron más de 2.800 máquinas y en cuya instalación se utilizaban 7.000 kW de potencia.
El ministro Carlos Fernández sostuvo que queda mucho por negociar antes de definir la moneda que se usará para el pago por venta de energía de Itaipú. Brasil quiere independizarse del dólar.
Holger Aníbal Insfrán asumió el cargo de superintendente de Bancos. Trazó como desafíos principales el fortalecimiento de marcos normativos, la potenciación de servicios digitales e inclusión financiera.