Mundo

Líderes latinoamericanos reiteran compromiso contra la corrupción

 

Los presidentes de Perú, Honduras, Guatemala y Colombia reafirmaron el miércoles en la ONU su compromiso con la corrupción y defendieron las medidas que están tomando en sus países para combatirla, así como la necesidad de más cooperación internacional.

Los cuatro mandatarios figuraron entre la decena de líderes internacionales que intervinieron por video en la primera jornada de una sesión especial de la Asamblea General de Naciones Unidas dedicada a la lucha anticorrupción, que se celebra desde el miércoles hasta mañana.

La cita, impulsada por Perú y Colombia, busca dar un impulso a las medidas contra la corrupción y otras actividades ilícitas y mejorar la cooperación internacional en ese ámbito.

El presidente peruano, Francisco Sagasti, fue el primer líder en hablar y subrayó que la prevención y la lucha contra la corrupción son “una necesidad global y un deber ético”.

“La corrupción ha adquirido un carácter transnacional que afecta la gobernabilidad democrática, distorsiona los mercados, envilece a la sociedad y disminuye la confianza en las instituciones, todo esto obstaculiza el desarrollo sostenible de todos los países y el disfrute de los derechos humanos de los ciudadanos y ciudadanas, y especialmente los de los más pobres y vulnerables”, señaló.

RESPUESTA MULTILATERAL. Sagasti subrayó que la lucha contra esta lacra es prioritaria para Perú, pero advirtió también que ningún país puede combatir la corrupción en solitario.

“Estamos convencidos de que las iniciativas nacionales no bastan. Se requiere, más bien, de una respuesta multilateral renovada, concertada, cooperativa y orientada hacia la acción”, apuntó, destacando la importancia de una declaración en ese sentido aprobada por los países de la ONU, en la que se prometen más medidas anticorrupción.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, aseguró que la lucha contra la corrupción ha sido prioritaria desde su toma de posesión y desgranó numerosas medidas emprendidas por su Gobierno.

“Guatemala tiene enormes retos con relación a la lucha contra la corrupción, pero tenemos toda la voluntad de construir un estado transparente, democrático, basado en el estado de derecho”, recalcó.

Giammattei subrayó también la importancia de una mayor cooperación internacional en este ámbito y aprovechó para reclamar más acceso a las vacunas contra el Covid-19 para los países en vías de desarrollo.

El líder colombiano, Iván Duque, aseguró que la lucha contra la corrupción es “un imperativo moral y ético” y una de las prioridades del país en materia interior y exterior.

“El narcotráfico, la trata de personas y de armas entre otros delitos que combatimos sin descanso, son al mismo tiempo alimento para la corrupción y el combustible del deterioro del tejido humano en todas las sociedades del mundo”, señaló.

Duque llamó a la comunidad internacional a “redoblar esfuerzos” y a usar la declaración adoptada el miércoles “como una brújula que nos permita navegar durante los próximos años”.

“Aprovechemos la oportunidad que nos brinda esta sesión especial y tomemos acciones decisivas en contra del flagelo que es la corrupción, que tanto daño hace a nivel mundial”, insistió.

El presidente de Honduras, Juan Hernández, recalcó también su compromiso contra la corrupción y aseguró que esa lucha ha llegado a poner en peligro su vida.

Dejá tu comentario